Las feministas españolas que lideran la lucha por la igualdad de género en la #Eurocámara

6

Tuvo que ser una superviviente del Holocausto, Simone Veil, la primera mujer en la historia de la UE en ser elegida presidenta del Parlamento Europeo.

Después de esta heroína francesa, el templo de la democracia europea solo ha contado con otra mujer a los mandos: la también gala Nicole Fontaine.

Es decir, dos mujeres de un total de treinta presidentes si se empieza a contar desde 1952 con la presidencia de la Asamblea Común de la Comunidad Europea del Carbón y Acero a cargo del socialista belga Paul-Henri Spaak.

Desde los años 80, el Parlamento Europeo ha avanzado notablemente en igualdad con una progresión de representación femenina, del 1,3% de 1952 al actual 36,1%. Las europarlamentarias de los escaños españoles llegan al 41%.

A nivel administrativo, la cifra desciende hasta el 16% de los secretarios y directores generales o el 30% de los directores.

«La presencia de mujeres en los órganos de representación de los parlamentos ha empezado a ser una realidad en el momento en que por ley las listas electorales deben respetar un porcentaje de mujeres sea “formato cremallera” o con un porcentaje.

La ley ha establecido esa ortodoncia política cuando ha habido esa incorporación de manera creciente», sostiene Beatriz Becerra, vicepresidenta de la Subcomisión de Derechos Humanos del Parlamento Europeo.cortesíaabc.es

Comentarios de Facebook