Jóvenes italianos emocionan al Papa con esta carta

Tras el rezo del Ángelus este domingo 28 de enero, dos jóvenes pertenecientes a la Acción Católica Italiana se asomaron junto al Papa Francisco a la ventana de los aposentos pontificios del Palacio Apostólico y leyeron una carta dirigida al Pontífice en la que explicaron un proyecto de solidaridad en favor de los niños refugiados con minusvalías de Oriente Medio.

El Santo Padre, emocionado, les dio las gracias “por esta iniciativa. ¡Gracias, muchas gracias! No os canséis de ser instrumentos de paz y de alegría entre vuestros seres cercanos”.

Los niños, a su vez, explicaron que “sabemos que el Papa está muy preocupado por tantos lugares del mundo martirizados por las guerras”.

“Estamos contentos de que nuestra campaña de recogida de fondos esté dirigida a niños como nosotros que sufren doblemente: por la minusvalía y por la guerra. En esta recogida de fondos hemos comprometido tanto a jóvenes como a adultos. Nosotros, en la medida de nuestras capacidades, queremos ser misioneros de paz, ayudar a aquel que está en nuestro entorno a caminar hacia Dios”.

Tras la lectura de la carta, los niños soltaron unos globos desde la ventana del Palacio Apostólico, algunos de los cuales se quedaron enganchados en el toldo de la ventana. Aprovechando este incidente, Francisco realizó una última enseñanza.

“¿Habéis visto estos globos? Cuando rezamos mal, cuando llevamos una vida que no es la vida que Jesús quiere, nuestras oraciones no llegan, y por eso debe venir alguien a ayudarnos a hacerlas llegar a arriba. Cuando sintáis que vuestras oraciones no llegan, buscad la ayuda de alguien”.

Comentarios de Facebook