- Publicidad -
domingo, 26 mayo 2024
31.9 C
Tegucigalpa
InicioINTERNACIONALESUna nueva crisis del Canal de Suez amenaza la economía mundial

Una nueva crisis del Canal de Suez amenaza la economía mundial

A más de mil millas de Gaza se está desarrollando una crisis naval que podría transformar la guerra entre Israel y Hamas en un asunto global con implicaciones para la economía mundial.

Desde el 15 de diciembre, cuatro de las cinco mayores compañías de portacontenedores del mundo, CMA CGM, Hapag-Lloyd, Maersk y MSC, han interrumpido o suspendido sus servicios en el Mar Rojo, la ruta por la que debe pasar el tráfico procedente del Canal de Suez, a medida que los militantes hutíes, apoyados por Irán y armados con armas sofisticadas, intensifican sus ataques contra los flujos mundiales de transporte marítimo.

Ante el cierre repentino de una de las principales arterias comerciales del mundo, Estados Unidos y sus aliados están intensificando su actividad naval en Oriente Próximo, e incluso podrían atacar a los hutíes, con el fin de restablecer el libre paso.

Bab al-Mandab es un estrecho entre África y la península arábiga por el que se calcula que fluye normalmente el 12% del comercio mundial en volumen, y quizá el 30% del tráfico mundial de contenedores. Se ha convertido en una zona prohibida, ya que los hutíes, con base en Yemen, atacan al transporte marítimo, aparentemente en apoyo de los palestinos de Gaza.

Los ataques llevan semanas produciéndose, pero ahora se han intensificado drásticamente. El 15 de diciembre, los hutíes amenazaron con atacar un barco, golpearon otro con un dron y lanzaron dos misiles balísticos contra el MV Palatium III, uno de los cuales impactó en el buque. El ataque contra el Palatium III fue el primer uso de un misil balístico antibuque. 

Todos los buques tenían bandera liberiana. El 16 de diciembre, un buque de la marina estadounidense, el USS Carney, derribó 14 drones sobre el Mar Rojo, mientras que un buque británico, el HMS Diamond, destruyó otro.

Ante el creciente riesgo de que los buques queden inutilizados y sus tripulaciones mueran, la industria naviera mundial está pasando al modo de emergencia. El 15 de diciembre, Maersk y Hapag-Lloyd interrumpieron sus servicios.

Ante el cierre repentino de una de las principales arterias comerciales del mundo, Estados Unidos y sus aliados están intensificando su actividad naval en Oriente Próximo.

El 16 de diciembre CMA CGM les siguió, al igual que MSC, propietaria del Palatium III, que declaró que sus buques no utilizarían el Canal de Suez en ninguno de los dos sentidos “hasta que el paso por el Mar Rojo sea seguro”, y que algunos buques serían desviados por el Cabo de Buena Esperanza. En conjunto, estas cuatro empresas representan el 53% del comercio mundial de contenedores. Los operadores de contenedores más pequeños, así como los transportistas de carga seca y los petroleros, podrían seguir su ejemplo.

La crisis tiene dos grandes implicaciones: una para la economía mundial y otra en relación con los riesgos de una escalada militar en Oriente Medio mientras los países occidentales intentan restablecer el orden. Empecemos por la economía.

Los ingresos procedentes del Canal de Suez son una importante fuente de ingresos para Egipto, que ya se encuentra inmerso en una crisis financiera. (Israel se verá menos afectado, ya que sólo un 5% de su comercio pasa por Eilat, su puerto en el Mar Rojo). Para la economía mundial, un cierre prolongado de la ruta de Suez elevaría los costes del comercio, ya que el transporte marítimo se desviaría por África, lo que llevaría más tiempo, y las primas de los seguros se dispararían.

En 2021, el Ever Given, un barco operado por Taiwán, encalló y bloqueó el canal durante seis días, lo que intensificó la crisis mundial de la cadena de suministro. Si la crisis de seguridad del Mar Rojo se percibe como una amenaza para la navegación en el cercano Mar Arábigo, por el que pasa quizá un tercio del suministro mundial de petróleo por vía marítima, los costes económicos serían mucho mayores.

Estos riesgos son la razón por la que Estados Unidos y sus aliados se inclinarán a actuar. Pero la amenaza hutí es desalentadora y compleja. El lema del grupo militante incluye la exhortación “Muerte a Israel. Maldición a los judíos”, y afirma que está atacando “todos los barcos que se dirigen a puertos israelíes” hasta que lleguen alimentos y medicinas a Gaza.

Pero la mayoría de los barcos atacados no se dirigen a Israel ni son de propiedad israelí. Afectan a países de todo el mundo: uno de los buques atacados por los hutíes navegaba bajo bandera de Hong Kong.

La aparente incoherencia de los objetivos declarados de los hutíes no debe confundirse con ineficacia. Durante años, Irán ha entrenado y armado al grupo en su exitosa insurgencia dentro de Yemen, y en una guerra contra Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos (EAU), rivales regionales de la República Islámica.

La sofisticación de algunas de las armas implicadas es elevada. “Los hutíes disponen en este momento de un gigantesco arsenal de misiles antibuque”, afirma Fabian Hinz, del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), un think tank de Londres, incluidos los que tienen un alcance de hasta 800 km.

Los funcionarios occidentales no tienen claro si Irán está dirigiendo ataques individuales. La inteligencia israelí aún no está convencida de que los últimos ataques hayan sido sancionados por el Cuerpo 6000, una unidad de la Fuerza Quds expedicionaria iraní que trabaja con los hutíes en un centro de mando conjunto.

Sin embargo, se cree que el grupo recibe información sobre el transporte marítimo de los buques de vigilancia de Irán en el Mar Rojo. Y la amplia campaña contra el transporte marítimo encaja con la estrategia iraní de presión calibrada, evitando un ataque total contra Israel mientras recurre a sus apoderados regionales para arengarlo violentamente desde el mar Rojo.

No obstante, es probable que se produzca una mayor respuesta militar a la amenaza hutí. Una fuerza multinacional dirigida por la marina estadounidense ya está operando frente a la costa yemení para tratar de disuadir a los hutíes de abordar buques por la fuerza -una incursión fue interrumpida en noviembre- y disparar misiles.

En ella participan Egipto y Arabia Saudí. En las últimas semanas, buques de guerra estadounidenses, británicos y franceses han interceptado drones y misiles de los hutíes, y Estados Unidos ha pedido a Australia que envíe también un buque de guerra.

En 2021, el Ever Given, un barco operado por Taiwán, encalló y bloqueó el canal durante seis días, lo que intensificó la crisis mundial de la cadena de suministro.

Pero esta armada defensiva ha tenido dificultades para mantener la crisis bajo control. Los hutíes han demostrado que unos pocos drones y misiles siempre pueden pasar. Un posible siguiente paso sería escoltar a los buques mercantes, como hizo Estados Unidos en la década de 1980 durante la llamada guerra de los petroleros entre Irán e Irak. Pero para ello se necesita un gran número de buques de guerra, según fuentes navales implicadas en el debate.

La principal alternativa es atacar directamente a los hutíes y su arsenal. Tanto Estados Unidos como Israel han desarrollado planes para atacar los depósitos y las lanzaderas de los hutíes. A Estados Unidos le costará ampliar su implicación en Oriente Próximo: la administración Biden se había centrado en ampliar la fuerza operativa del Mar Rojo y presionar diplomática y económicamente a Irán. 

Israel no quiere un nuevo conflicto: ya se enfrenta a la presión de Estados Unidos para reducir esta fase de la guerra de Gaza, y está preocupado por Hezbollah, el grupo militante libanés, que ha estado disparando misiles contra Israel casi a diario. Sin embargo, si Irán y sus aliados hutíes continúan los ataques que mantienen cerrada una de las principales rutas comerciales del mundo, la escalada puede ser inevitable.



© 2024 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5

WhatsApp