- Publicidad -
lunes, 17 junio 2024
20.3 C
Tegucigalpa
InicioDEPORTESRonaldinho: “Si estoy con el balón se me olvida el mundo”

Ronaldinho: “Si estoy con el balón se me olvida el mundo”

Aparece Ronaldinho Gaucho (Porto Alegre, Brasil; 42 primaveras) y, tras sus pasos, su género de amigos y colaboradores. Son seis, algunos brasileños, otros españoles y un italiano. Camina con holgazanería. Viste su cachucha clásica, unas lentes que le tapan media cara y no anda con muchas ganas de charlar. Pero sonríe. Sonrie mucho. No se sabe si lo hace por cordialidad, por escurridizo o simplemente como mecanismo de defensa. Es una de las caras de FIFA+, la plataforma de streaming (un Netflix del balón), que lanzó el mayor organismo de fútbol, ​​y productor de un documental sobre la vida del brasileño, Ronaldinho: The Happiest Man in the World (el hombre más adecuado del mundo). El largometraje comienza con el exfutbolista caminando en una playa. Su voz, en off, acento de la morriña.

¿Cómo traduciría morriña?

No sabría cómo explicarlo. No sé la traducción.

En ese momento, interviene por primera vez en la entrevista con su hermano. “Nostalgia”, dice Roberto de Assis Moreira. Es evidente el líder del clan, al menos el que lleva la voz cantante. Camina descalzo en el subsuelo del Hotel W de Barcelona, ​​donde Ronaldinho tiene pactadas las entrevistas de presentación de su documental. Se enoja y amenaza con interrumpir la memorándum del día cuando el sección de márketing del hotel los obliga a cambiar de sala. Ronaldinho, en cambio, ni se queja.

Ronaldinho deja la sala con la misma flema con la que entró. Esta vez, tararea una canción. Pero cuando se le pregunta qué canta, se queda callado. El silencio es incómodo, claro. Sobre todo, porque en el montacargas de camino al nuevo sitio para continuar las entrevistas, hay miembros del hotel con los que su hermano está enojado. Él no se sabe lo que piensa. “O sitio da solidão (el sitio de la soledad)”, suelta Ronnie, de repente, sin que nadie le haya insistido. “La compuse yo con unos amigos”, añade.

Pregunta. Dice en el documental que el fútbol residuo todo lo malo de la vida. ¿Qué lo protege ahora?

Respuesta. Todavía lo hace el balón. Cuando serie al futvóley, cuando grabo anuncios o cuando voy a juguetear a lo que sea, pero estoy con la pelota, son los momentos en los que no pienso en mínimo. Solo pienso en el balon y en lo que estoy haciendo.

P. ¿Cómo cuándo era gurí?

R. Sí, si estoy con un balón se me olvida el mundo.

P. Su estilo de vida parece muy diferente al de Messi y al de Cristiano. ¿Es el extremo futbolista rockero?

R. No sé, no convivo con ellos [se ríe]. Puede ser que solamente sean discretos. Pero yo no lo miro de esa modo.

P. ¿Cómo lo mira?

R. Miro el estilo de serie que tiene cada futbolista. Si juega aceptablemente, si se divierte, si me gusta o si no me gusta. No me importa mucho lo que hacen fuera de su profesión. Es cierto que hay jugadores que tienen un estilo de serie que es más atractivo. Hay otros, como los defensores, que siempre están peleando. Pero parece que son felices así.

P. ¿Y cree que son felices?

R. Tienen la posibilidad de hacer lo que más le gusta. ¿Cómo no vas a ser adecuado si juegas al fútbol?

P. ¿Mira fútbol?

R. Depende el plan que haya. Si hay uno mejor… [se ríe].

P. ¿Cuál fue el extremo partido de fútbol completo que vio?

R. No me acuerdo. Oh yes [después de unos segundos de silencio]. El partido del Villarreal contra el Bayern de Múnich [el partido de ida de los cuartos de final de la Champions League]. Estaba con mi prohijado que lo queria ver.

P. ¿Se divirtió?

R. Soy muy crítico, por eso no me gusta ver partidos. Soy devoto, no soy más componente. Bueno, no critico, analizo.

P. ¿Le gusta analizar el fútbol?

R. Solo cuando veo un partido. Y veo uno cada 10 primaveras [se ríe].

P. ¿A la selección de Brasil siquiera la sigue?

R. No, es muy raro que mire 90 minutos. Nunca me ha gustado. Me gusta juguetear. Y si miro un partido me dan ganas de juguetear. Siempre me ha pasado lo mismo, desde que era gurí. Miraba 10 minutos e iba a coger un balón.

Ronaldinho, durante la entrevista.Kike Rincón (EL PAÍS)

Es viernes y Ronaldinho tiene cinco entrevistas programadas. En verdad, reprogramadas, porque inicialmente el enfrentamiento iba a ser el día antecedente. En la sala hace frío y el brasileño, cada vez que puede, toma agua con hielo. “Le gusta el ventarrón acondicionado”, explica uno de sus colaboradores. Cuando Ronaldinho se ríe, todo su género de amigos y colaboradores igualmente lo hace. Es una risa en dominó. Su hermano no se ríe. Roberto se muestra serio, parece cansado y definitivamente tiene ganas de que se terminen los compromisos profesionales. No suelta el teléfono, generalmente con la aplicación de Instagram abierta. Mira relojes y, si hay alguno que le fuego la atención, entre entrevista y entrevista se lo enseña a su hermano. Roberto sí vio el documental sobre la vida de Ronaldinho, que tiene como eje vertebrador su etapa en el Barcelona. Es difícil enterarse si fue su momento más brillante, pero fue, definitivamente, lo que lo catapultó a la éxito mundial, posteriormente de vencer el Balón de Oro (2005) y la Champions League (2006), por otra parte de dos Ligas y dos Supercopas de España.

P. ¿Por qué Carles Puyol dice en el documental que no estaba en el camino correcto cuando se fue del Barça?

R. Es una pregunta para Puyol. No para mí.

P. Messi dice que fue rara su salida del Barça.

R. Para mí, núm. Tenía otros sueños. Queria conocer otras cosas. Hablé con mi hermano y con el Barcelona y así sucedió.

P. ¿Le sorprendió que Rijkaard haya desaparecido de la número pública?

R. Uno que ha jugado al fútbol a su nivel y que como monitor ha rebaño todo lo que ha rebaño, puede ser lo que quiera [se ríe]. ¿Qué le vas a proponer a un aberración como él?

P. ¿Fuego mucho todo esto?

R. Eso depende de cada uno, hay algunos que se cansan, otros que han realizado todos sus sueños.

P. ¿Usted es de lo que ha realizado todos los sueños?

R. Finalicé mi carrera completamente realizada.

P. ¿Qué piensa cuando algunas personas dicen que su fútbol se apagó muy rápido?

R. No me cuestiono mínimo.

P. ¿Ni siente que podría acaecer regalado más?

R. No, ganó todo. Estoy contentísimo. Solo puedo dar gracias a Altísimo.

P. ¿Entiende el proceso de ajuste de Messi en el PSG?

R. Claro, no es acomodaticio.

P. ¿Por qué?

R. Porque posteriormente de muchos primaveras de juguetear de una misma modo, cambiar los compañeros, cambiar de estilo de serie… cambiar toda tu vida, no es acomodaticio.

P. ¿Cómo funcionó su salida?

R. Pensaba que iba a juguetear toda su vida en el Barça. De ningún modo lo imaginé. Y creo que mucha gentío esperaba lo mismo. Cuando me lo dijeron, dije: “¿Qué? No, mentira”. Creo que mucha gentío tuvo la misma reaccion. Posteriormente, cuando lo vi con la camiseta del París, pensé: “Carajo”.

P. ¿Le supo mal?

R. No, para mí lo importante es que sea adecuado. No importa donde sea el mar.

P. ¿Qué le error a Neymar?

R. ¿Neymar? Ha rebaño todo. Le error un Mundial, ojala que sea en Qatar.

P. ¿Mbappé le recuerda a Ronaldo Nazario?

R. No. Para mí son diferentes. Pero es muy bueno, me encanta.

P. ¿Por quién pagaría una entrada para verle juguetear?

R. A mí me gusta ver a los grandes jugadores. Si tú me dices que va a juguetear Ronaldo, van a producirse cosas. Si juega Neymar o Mbappé, van a producirse cosas. Entonces, te dan ganas. Pero no voy a mirar poco en lo que creo que no va a producirse mínimo.

P. ¿Por ejemplo?

R. Los mismos ejemplos que puede pensar usted.

“Bueno, vamos”, interviene su hermano, cuando la grabadora ni marca los 15 minutos pactados. Es la segunda vez que interviene. La tercera vez que lo haga sera determinante. Ronaldinho define a Roberto, exfutbolista profesional -una laceración truncó su prometedora carrera- como a “su ídolo”. Formalmente, es su representante, igualmente su protector desde que el padre de uno y otro murió en 1989. “No lo reemplacé. Mi hermana fue la que positivamente se hizo cargo de todo”, cuenta Roberto. Juntos pasaron seis meses detenidos en Paraguay por falsificación de documentos. “Nunca imaginé conducirse poco así, una situación como esta. Ha sido un duro impresión. Yo llegué a Paraguay para el impulso de un casino online y de un tomo [Craque da Vida]. Todo lo que hacemos es en virtud de los contratos que gestiona mi hermano”, argumentó Ronaldinho en su momento.

– ¿Cómo fue su etapa en la mazmorra?

– [silencio].

“No hablamos de eso”, concluye Roberto. Y termina la entrevista.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para tomar nuestra newsletter semanal.



© 2024 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

NUESTROS USUARIOS EN EL MUNDO

TOP 5

WhatsApp