jueves, 27 enero 2022
20.8 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Acusan al líder de Oath Keepers y otras 10 personas de "conspiración...

Acusan al líder de Oath Keepers y otras 10 personas de “conspiración sediciosa” en relación al asalto al Capitolio

El Departamento de Justicia acusó a 11 personas ​​de conspiración sediciosa en relación con el ataque al Capitolio del 6 de enero de 2021, incluido el líder de Oath Keepers, Stewart Rhodes.

La nueva acusación, que dictó un jurado investigador este miércoles y se dio a conocer el jueves, sostiene que Rhodes y sus cómplices participaron en una conspiración para “oponerse a la transferencia legal del poder presidencial por la fuerza, impidiendo, obstaculizando o retrasando por la fuerza la ejecución de las leyes que rigen la transferencia del poder”.

Los documentos judiciales más recientes revelaron que Thomas Caldwell, también de Oath Keepers y quien fue arrestado en enero, afirmó haber realizado un viaje de reconocimiento a la ciudad de Washington, antes del 6 de enero. La acusación también revela comunicaciones previamente desconocidas que supuestamente Rhodes envió. Mensajes que, según los fiscales, alentaron el uso de la fuerza para oponerse a la transferencia legal del poder.

“No vamos a pasar por esto sin una guerra civil. Es tarde para eso. Preparen su mente, cuerpo y espíritu”, dijo supuestamente Rhodes en un mensaje de Signal del 5 de noviembre de 2020. En diciembre, Rhodes, según la acusación, escribió sobre la certificación del colegio electoral que “no existe una salida política o legal estándar para esto”.

Anteriormente, los fiscales mencionaron que Rhodes usó Signal durante el ataque para comunicarse con otros miembros de Oath Keepers que estaban en el Capitolio.

“Todo lo que veo que hace Trump es quejarse. No veo que tengan ninguna intención de hacer nada”, supuestamente escribió Rhodes. “Así que los patriotas están tomando el asunto en sus propias manos. Ya han tenido suficiente”, habría escrito en Signal a la 1:38 p.m. ese día, poco después de que comenzara el asedio.

Además, la acusación dice que miembros de Oath Keepers de tres estados diferentes, incluido el recién acusado Edward Vallejo, escondieron armas en un hotel de Virginia como parte de una fuerza de reacción rápida.

Un cambio en la investigación

Los cargos representan un cambio drástico en la investigación del Departamento de Justicia sobre el 6 de enero. El fiscal general Merrick Garland dijo en un discurso la semana pasada, durante la conmemoración del ataque al Capitolio, que el departamento estaba “comprometido a responsabilizar ante la ley a todos los perpetradores del 6 de enero, en cualquier nivel, ya sea que estuvieran presentes ese día o fueran criminalmente responsables del ataque a nuestra democracia”.

Hasta ahora, el Departamento de Justicia ha sido cuidadoso de no promover la idea de sedición. En su lugar, acusó a los sospechosos ​​afiliados a grupos de derecha de conspiración para obstruir el procedimiento del Congreso el 6 de enero. El cargo de conspiración sediciosa conlleva la misma consecuencia posible que un cargo de obstrucción. Sin embargo, pocas veces se usa, tiene una carga política y ha sido difícil para el Departamento de Justicia utilizarlo con éxito contra los acusados ​​en el pasado.

Anteriormente, algunos funcionarios de la administración de Biden consideraron que usar el cargo de sedición podría politizar el enjuiciamiento de los agitadores del Capitolio por parte del Departamento de Justicia. Y la agencia retrocedió después de que el exfiscal principal encargado de la investigación, Michael Sherwin, dijera en “60 Minutes” de CBS que creía que podría haber una acusación de conspiración sediciosa.

Rhodes también ha estado bajo la lupa de la investigación de la Cámara de Representantes sobre el 6 de enero. La comisión emitió citaciones en noviembre para él y su organización con el objetivo de que entregara una declaración y documentos relacionados con los eventos de ese día.

CNN informó en julio pasado que Rhodes concedió una entrevista voluntaria al FBI y que los investigadores confiscaron su teléfono celular. Él ha negado cualquier acusación.

Según documentos judiciales del Departamento de Justicia en otros casos, Rhodes dijo en una reunión en línea de noviembre de 2020: “Vamos a defender al presidente, al presidente debidamente elegido. Y le pedimos que haga lo que debe hacerse para salvar a nuestro país. Porque si no lo hacen, muchachos, estarán en una sangrienta, sangrienta guerra civil y una sangrienta… pueden llamarla insurrección, o pueden llamarla guerra o pelea”.

El abogado de Rhodes, Jonathan Moseley, confirmó el arresto.

Noticias Relacionadas

TOP 5