domingo, 23 enero 2022
25.8 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Mujer sufrió quemaduras en 90% del cuerpo tras ir a cama solar

Mujer sufrió quemaduras en 90% del cuerpo tras ir a cama solar

Una joven argentina denunció que se quemó el 90% del cuerpo luego de haberse realizado dos sesiones de solárium y que la empresa responsable no le entregó las protecciones necesarias.

Según relató Paula Ferro que había adquirido una promoción 2×1 y que en el centro le indicaron que “podía darme las dos sesiones yo sola. Duraron 15 minutos cada una, estuve media hora”.

La joven explicó que no se dio cuenta de que había empezado a sufrir quemaduras, puesto que la cama era vertical y que tenía un ventilador apuntando a su cabeza. “Me fui de ahí con el mismo color de piel con el que entré, y a las dos horas me puse toda roja, era un color casi violeta. No era normal. Empecé a tener mucho frío y no soportaba la ropa, me molestaban los elásticos. Hasta a los 10 días me fui poniendo cada vez más colorada”, relató.

Posteriormente, añadió la mujer, tuvo “fiebre, ganas de vomitar, me bajó la presión y me quemaba la piel. Al día siguiente tenía que ir a la facultad, pero cuando me levanté me bajó la presión dos veces”.

Ante ello, indicó que fue a un hospital, señalando que “me sentía bastante tarada por ir a la guardia por una quemadura, pero me sentía muy mal. Estuve en observación seis horas, me hidrataron y me pusieron crema como corticoides. Fui a pedir que me internen porque el dolor era incontenible”, expuso.

Por sus quemaduras, Paula dijo que no pudo darle leche materna a su hija de dos años, y que le quedó la piel “muy sensible”. Durante una semana estuvo “viendo borroso a distancia” debido a que había sufrido quemaduras en los párpados.

Acusa negligencia

La joven acusó que desde el centro no le dieron “ninguna indicación” y que ella “no tenía idea” del funcionamiento de las camas solares. Además, aseguró que “no me dieron ni protección para los ojos”.

Les mandé un mensaje porque ellos no aparecían y me dijeron que se iban a hacer cargo de todo, pero que era responsabilidad mía. Yo firmé un papel en el que decía que aceptaba a entrar, pero eso no tenía validez de nada (…) Me pagaron 12 mil pesos nada más, seguramente sea para que me calle la boca”, añadió Ferro.

La joven estudia si iniciar acciones legales contra la empresa.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5