viernes, 9 diciembre 2022
20.4 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES Italia reduce el aforo de los estadios a 5.000 personas

Italia reduce el aforo de los estadios a 5.000 personas

La rapidez de difusión de la variante Ómicron del coronavirus no da tregua al mundo del fútbol en Italia. La Liga Serie A ha respondido a la invitación del gobierno para adoptar reglas más estrictas, reduciendo el aforo de los estadios. Esta tarde se reunió de forma urgente, telemáticamente, la Asamblea de la Serie A y decidió recortar la capacidad de los estadios a 5.000 personas, durante los fines de semana del 16 y 23 de enero.

Actualmente se permite que el aforo se ocupe al 50 %, y un 35 % en los palacios de deporte cubiertos. Estarán cerrados los sectores que los estadios dedican a los aficionados seguidores de los equipos visitantes, para evitar los desplazamientos.

El primer ministro, Mario Draghi, había pedido el viernes al presidente de la Federación italiana de fútbol, Gabriele Gravina, que valorase la posibilidad de cerrar los estadios o reducir drásticamente el aforo.

Gravina explicó así el contenido de su conversación telefónica con Draghi: «No nos pidió detener el campeonato. Existe el riesgo de que un nuevo aumento de contagios nos haga volver a los estadios con las puertas cerradas». Finalmente, la respuesta de la Serie A, limitando el aforo a 5.000 personas, pretende ser una señal de colaboración con el gobierno.

Vacuna obligatoria y multas

En las últimas 24 horas, los nuevos casos de coronavirus han sido 197.552 y 184 víctimas. Para contener la difusión del virus, han entraron en vigor algunas de las medidas aprobadas el miércoles en Consejo de ministros. La obligación de vacunación para los mayores de 50 años durará desde el 8 de enero de 2022 hasta el 15 de junio de 2022. El decreto prevé el riesgo de la sanción a partir del 1 de febrero de 2022 y la obligación en el trabajo a partir del 15 de febrero de 2022.

Para acceder a determinados servicios y actividades (restaurantes, gimnasios, trenes, autobuses, cines, teatros, estadios, etc.) es obligatorio el uso de mascarillas de tipo Ffp2, con prohibición de consumo de alimentos y bebidas durante el curso de manifestaciones. El gobierno ha llegado a un acuerdo con las farmacias para que el precio de estas mascarillas no exceda los 75 céntimos. Además, para la mayoría de las actividades y servicios se exigirá, a partir del 10 de enero, el pasaporte Covid, que solo se obtiene con la vacunación. Para los que no cumplan la normativa, se correrá el riesgo de una sanción que oscila entre los 400 y los 1.000 euros.

En el trabajo, la multa por no tener el pasaporte Covid, que se concede solo a los vacunados o curados del coronavirus, estará entre 600 y 1.500 euros. En caso de reiterada violación, se duplicará el importe de la sanción.

Movimiento Liberación Nacional contra vacunas

Con el comienzo del año reanudan sus manifestaciones de los antivacunas. En la plaza Castello de Turín se congregaron cientos de personas para protestar contra la obligatoriedad de la vacunación y del pasaporte Covid, y contra las mascarillas. Al mismo tiempo se ha informado del nacimiento del ‘Movimiento de Liberación Nacional Antivacunas‘. Uno de sus organizadores es el abogado Ugo Mattei, que desde el palco de la manifestación ha respondido a quienes critican sus posiciones radicales: «Han dicho que no era posible comparar la realidad del régimen fascista con la del régimen de Draghi, en cambio yo reclamo esta comparación histórica». El jurista definió esta jornada como «importante y emocionante porque marca un punto de inflexión en la protesta».

El virólogo Massimo Galli no está en absoluto de acuerdo con el conocido líder antivacunas Ugo Mattei. El profesor Galli, 70 años, muy conocido por su presencia en los medios, resultó positivo al Covid y ha contado su experiencia personal: «Durante el período de Navidad y Año Nuevo, los únicos pacientes que escuché fueron por teléfono y correo electrónico. A nivel de convivencia, es decir, sin mascarilla, vi a una docena de personas, pero nunca todas juntas. Esto dice mucho sobre la contagiosidad de esta variante, y la mía ciertamente es Ómicron, secuenciada en el laboratorio. Si alguien dice que Ómicron es un paseo por el parque -subrayó-, no es verdad. Los viejos como yo lo pueden pasar mal. Fui curado en el hospital y si no hubiera tenido las tres vacunas, hubiera sido mucho, mucho peor para alguien de mi edad. En conclusión, sin excusas: hay que vacunarse, al menos no se muere. Esta es la realidad».

- Publicidad -


© 2022 - HCH Televisión Digital - Noticias de Honduras y el Mundo. Anillo Periférico, Complejo Empresarial Tegucigalpa, Honduras, C.A. Tel: (504) 2235-3245 / 2235-3246 / 2235-4875 / 2235-4876 LLÁMENOS GRATIS DESDE EE.UU: 3052801682 y 3052801735

Noticias Relacionadas

TOP 5