domingo, 23 enero 2022
25.8 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Uno de los autos eléctricos más pequeños del mundo empieza a venderse...

Uno de los autos eléctricos más pequeños del mundo empieza a venderse en Japón

A los problemas de tránsito de las grandes ciudades de cualquier país del mundo, en Japón se debe sumar la alta densidad de población, pero como a grandes problemas, grandes soluciones, en Toyota decidieron que es el momento apropiado para poner a la venta para uso particular, el más pequeño de los modelos jamás antes fabricado por esta compañía. Por supuesto, es un auto eléctrico, y de tamaño tan reducido como para ser considerado un microcar: su nombre es Toyota C+Pod.

El auto no es nuevo, Toyota ya lo fabrica desde hace poco más de un año, pero su uso estaba reservado para empresas o municipios, que debían recorrer a baja velocidad, trayectos en los que era necesario tener buena maniobrabilidad. Y en verdad, sin querer o adrede, el ensayo durante todo el 2021 fue perfecto para comprobar que sus posibilidades eran verdaderamente buenas para ser comercializado libremente.

El C+Pod mide 2,94 metros de largo, 1,29 metros de ancho y 1,55 metros de altura. En su interior hay solo lugar para dos personas, cada una en una butaca, y atrás queda un espacio para guardar objetos de tamaño reducido, como una mochila, una cartera, o una bolsa de supermercado.

El auto se mueve gracias a una batería de Li-Ion de 9,06 kWh que alimenta a un motor eléctrico trasero de 12,5 CV, con un torque de 56 Nm. Por supuesto que su velocidad máxima no es muy alta, pero para ser un auto de estas características, los 60 km/h que alcanza, sobran. Por sus 670 Kg de peso, moverlo no es tan duro para el motor eléctrico, así que su autonomía es muy buena, ya que puede hacer 150 kilómetros con la carga de sus baterías.

En cuanto a su equipamiento, a pesar de parecer austero, este pequeño auto tiene mucha más tecnología de la imaginada, como sensores de estacionamiento delanteros y traseros, frenada automática en caso de acercarse demasiado a obstáculos y frenada de emergencia automática con detección de vehículos, peatones y ciclistas. Y como complemento, puede funcionar como fuente de energía de 1.500 watios de potencia en caso de cortes de luz o para dar electricidad a diversos dispositivos, tanto electrónicos como herramientas de mano.

Por el momento no está en los planes de Toyota sacar el C+Pod a la venta fuera de Japón, aunque, viendo que en China ya existen alternativas similares como el Wuling Hong Guang Mini EV,y en Europa se comercializa el Citroën Ami, no sería una mala estrategia empezar a mostrarlo en otros mercados antes que sus competidores. De momento, el Toyota C+Pod tiene un precio de 1.600.00 ¥, que equivalen a unos 13.000 euros en su versión más equipada. No es barato, pero no hay mejores opciones para acceder a un vehículo eléctrico en Japón.

El modo de acceder a un C+Pod no es directo. Si bien los usuarios japoneses podrán adquirirlo, la operación se hará exclusivamente a través de los contratos de arrendamiento de concesionarios de vehículos Toyota en todo Japón. La fábrica dice que este sistema permite el uso casual del auto, al mismo tiempo que garantiza una recolección integral de vehículos con iniciativas proactivas 3R (reducir, reutilizar, reciclar) para sus baterías. Esto es parte del objetivo de Toyota de lograr una sociedad de movilidad neutra en carbono.

Noticias Relacionadas

TOP 5