domingo, 23 enero 2022
19.1 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES EEUU: Iglesias cancelan sus servicios navideños presenciales ante el aumento de casos...

EEUU: Iglesias cancelan sus servicios navideños presenciales ante el aumento de casos de COVID-19

En medio de la oleada de casos de coronavirus en todo el país, muchas iglesias han cancelado sus servicios navideños presenciales, decepcionando a los pastores y a los feligreses que esperaron todo el año estas fechas.

Otras iglesias planearon servicios al aire libre o propusieron un híbrido de culto en línea y presencial, a menudo imponiendo estrictas restricciones para los asistentes. Entre ellas, la exigencia de llevar mascarilla y presentar pruebas de vacunación contra el coronavirus.

Entre las iglesias más destacadas que cancelaron algunos o todos sus servicios navideños presenciales se encuentran la Catedral Nacional de Washington, en la capital del país; San Juan el Divino, la catedral de la Diócesis Episcopal de Nueva York; y la histórica Old South Church de Boston.

La reverenda Nancy Taylor, ministra principal de Old South, dijo que la iglesia —afiliada a la Iglesia Unida de Cristo— todavía esperaba celebrar servicios presenciales el día de Navidad el sábado, pero estaba cambiando su popular evento de Nochebuena a un servicio en línea.

“La congregación de Nochebuena suele ser más numerosa, con muchos visitantes, algunos de los cuales han venido de fiesta, y muchos de los cuales no están acostumbrados al mandato de mascarilla de Boston”, explicó en su anuncio.

“Aunque apreciamos a estos invitados en circunstancias normales, estas no son circunstancias normales. Estamos dando prioridad a la salud y la seguridad de nuestros voluntarios y personal”, dijo y agregó: “Sabemos lo decepcionante que es esto”.

Los dirigentes de la Catedral Nacional de Washington, que tradicionalmente acoge a más de 15,000 personas en sus servicios navideños, anunciaron que todos sus servicios hasta el 9 de enero se ofrecerían sólo a distancia, sin permitir la entrada de fieles o visitantes en la catedral.

“Desgraciadamente, a medida que la variante ómicron se afianza en todo el mundo, nuestra ciudad parece estar a la cabeza de la nación en cuanto a infecciones”, dijo el deán de la catedral, el reverendo Randolph Marshall Hollerith. “Dado el repunte de infecciones, simplemente no puedo justificar la reunión de multitudes mientras la situación de salud pública empeora a nuestro alrededor”, señaló.

Otra de las principales iglesias de Washington, la National City Christian Church, también canceló su servicio de Nochebuena y pasará a celebrar exclusivamente el culto por internet al menos hasta el 16 de enero.

Los líderes de National City —la iglesia nacional de la Iglesia Cristiana (Discípulos de Cristo)— describieron su decisión como una “que desesperadamente” no querían tomar, “pero sentimos que debemos hacerlo”, aseguraron. Señalaron que la alcaldesa de Washington, Murial Bowser, había declarado el estado de emergencia en el Distrito de Columbia.

En la ciudad de Nueva York, que está experimentando un número récord de casos positivos de COVID-19, los líderes de St. John Divine dijeron que estaban cambiando todos los servicios de Navidad a ceremonias virtuales, mediante su página de Facebook y el canal de YouTube.

“Ha llegado el momento, una vez más, de dar prioridad a las necesidades y preocupaciones de nuestra comunidad”, dijo la catedral en su sitio web.

Otra iglesia histórica de Nueva York —la Middle Collegiate— fue destruida por un incendio en diciembre de 2020. Después de supervisar los esfuerzos de reconstrucción, la reverenda Jacqui Lewis, la ministra principal, estaba esperando con entusiasmo un servicio de Nochebuena en persona, pero ahora ha sido cancelado.

La decisión “es una de las más difíciles que he tenido que tomar como pastor”, dijo Lewis a la agencia de noticias The Associated Press por correo electrónico. “Este iba a ser el magnífico culto de Navidad que tanto habíamos deseado. Pero amo demasiado a mi gente como para arriesgar sus vidas”.

“Vamos a organizar una magnífica celebración en línea”, agregó. “Tendremos una música impresionante y una predicación ardiente. Pero lo más importante es que estaremos seguros. Y estaremos juntos”, sentenció.

Entre otras iglesias que cancelaron los servicios navideños en persona se encuentran la Congregación Unitaria Universalista Abraham Lincoln de Springfield, Illinois, y la Primera Iglesia de Dios de Columbus, Ohio, que alberga una gran congregación predominantemente afroamericana.

El obispo Timothy Clarke, pastor principal de la Primera Iglesia de Dios, anunció su decisión en directo en el sitio web de la iglesia el jueves por la noche.

“Cúlpenme a mí”, dijo a los miembros de la congregación que podrían estar decepcionados. “Yo soy el que se presentará ante Dios y rendirá cuentas”, afirmó.

Al norte de la ciudad de Nueva York, la iglesia presbiteriana de Bedford, en el condado de Westchester, es una de las muchas iglesias de todo el país que planean seguir celebrando los servicios navideños en persona a pesar de la propagación de la variante ómicron.

La reverenda Carol Howard Merritt —pastora principal— dijo que la decisión fue tomada por un grupo que incluía a padres, un administrador escolar y un médico.

“Quedó claro que aunque la variante ómicron es altamente contagiosa, las infecciones parecen resultar en casos más leves, especialmente para aquellos que están vacunados y reforzados”, dijo Merritt mediante un correo electrónico. “En respuesta, decidimos celebrar servicios en persona asegurándonos de exigir mascarillas, intercalar los asientos, limitar la asistencia y acortar los servicios”.

En la Iglesia Episcopal de Todos los Santos, en el distrito neoyorquino de Brooklyn, el reverendo Steven Paulikas tomó una decisión similar: seguir adelante con los servicios presenciales, pero exigiendo mascarilla a todos los asistentes. El servicio de Nochebuena contó con la música de la Afro Latin Jazz Orchestra, dirigida por un miembro de la congregación, Arturo O’Farrill.

“Arturo y yo decidimos esta semana seguir adelante con la orquesta, que está vacunada y se somete a pruebas regularmente”, dijo Paulikas. “Como dijo Arturo, tenemos que hacer lo que más necesita la congregación, y lo que más necesitamos ahora es algo de belleza y esperanza”, concluyó.

Noticias Relacionadas

TOP 5