jueves, 27 enero 2022
28 C
Tegucigalpa
Inicio Educacion Robótica educativa: Un espectro de posibilidades cognitivas y tecnológicas

Robótica educativa: Un espectro de posibilidades cognitivas y tecnológicas

La robótica permite que los estudiantes generen competencias integrales a partir del desarrollo de máquinas que facilitan acciones humanas.

La robótica es posible gracias a un proceso virtual que integra softwares conectados a internet y que pueden trabajarse tanto de manera remota o virtual.

Además, utiliza sensores para que pueda obtenerse información del contexto en el que cual se sitúan los robots.

Alvin Estrada, ingeniero en sistemas y director tecnológico de la iniciativa Guate Geeks, apunta que la robótica es un área multidisciplinaria que busca “diseñar máquinas o robots que puedan replicar, asistir y hasta sustituir acciones humanas

Su operatividad puede aplicarse en diversidad de áreas como la mecánica, la bioingeniería, las ciencias sociales y hasta la denominada robótica educativa.

Joaquín Arredondo, ingeniero en sistemas y director educativo de GuateGeeks, explica que la mencionada rama tecnológica surge del denominado enfoque STEAM (por sus siglas en inglés), que incluye aprendizajes desde la ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemática.

Arredondo apunta que dichas áreas son trabajadas de manera integral por lo que, a través del diseño, desarrollo y construcción de robots durante la época de estudio en niños y jóvenes, estos pueden comprender varios campos del mundo real.

“La robótica de este tipo busca darles un nuevo ‘por qué’ a los estudiantes. A través de su práctica pueden desarrollar competencias y habilidades integrales”, sostiene el integrante de GuateGeeks.

Una de las características de la robótica es que puede ejecutarse tanto de manera individual como grupal.

Oscar Rodas, director de la carrera de Ingeniería en electrónica de la Universidad Galileo y codirector del Proyecto Balam, infiere que la robótica educativa cobra mucha importancia en la actualidad dado que la mayoría de los niños y jóvenes que cursan primaria y secundaria están habituados en una sociedad que coexiste en gran medida dentro de la virtualidad, en la denominada cuarta revolución industrial.

“Antes se debía romper con una barrera con las personas que no estaban muy acostumbradas a usar programas tecnológicos. El hecho que los estudiantes sean nativos digitales es una gran ventaja para que comprendan la robótica”, explica el ingeniero.

De acuerdo con Alvin Estrada, los niños y jóvenes que deseen acercarse a la robótica no deben cumplir requisitos específicos para aprenderla. Dada la versatilidad que cumplen los robots, solo se necesita que los futuros aprendices reconozcan movimientos básicos como saltar, caminar, e incluso, volar.

Joaquín Arredondo añade que de parte de los estudiantes se requiere una gran curiosidad que les invite a explorar. Así como ellos, “cualquier persona puede aprender teniendo el deseo”, expresa el ingeniero.

Los beneficios de la robótica

Al tratarse de un proceso para construir máquinas inteligentes, la robótica se basa en distintas fases. En el caso de la robótica educativa, algunas plataformas suelen tomar en cuenta la metodología “4C” de Lego Education.

Joaquín Arredondo apunta que la metodología se vale de las fases conectar, construir, contemplar y continuar. La primera refiere a cómo hacer algo a través de una idea; en la segunda parte se promueve la experimentación con los artefactos; en la tercera se reflexiona sobre lo construido; y por último, se propone un nuevo reto que surge de lo aprendido para así fomentar la creatividad.

Estos pasos llegan a configurar aprendizajes de corte tecnológico y cognitivo en los estudiantes. Oscar Rodas comenta que la robótica puede aportar al desarrollo de la lógica computacional. A la vez esto faculta que puedan llevar a cabo procesos y la resolución de problemas en forma sistemática.

Por otro lado, se pueden desarrollar competencias como la comprensión de voltajes, corrientes, funcionamiento de adaptadores, de programadores y la construcción de mecanismos. Desde la robótica también se promueven acercamientos a la inteligencia artificial.

Entre los aportes cognitivos destaca el desarrollo de la confianza en los estudiantes, puesto que se validan sus ideas dentro del proceso en el que ellos imaginan, desarrollan y crean una pieza.

Mediante la guía de especialistas, los menores que practican la robótica pueden practicar el proceso de manera individual o grupal. En ese sentido también desarrollan aptitudes como la responsabilidad, el compañerismo, y la seguridad.

Los ingenieros entrevistados coinciden en que, además de la curiosidad y la imaginación que se fomenta desde la robótica educativa, los menores también aprenden a realizar distintas asignaciones, por lo que se convierten en especialistas multitarea.

Cómo fomentar el interés en robótica

Alex Guzmán, codirector del Proyecto Balam y Director de Centroamérica y el Caribe en Grupo Intelecto, apunta que los adultos encargados de menores pueden entrever el interés que los niños y jóvenes tengan de la robótica al observar qué tanto se acercan a la tecnología y hacia dónde los dirige su curiosidad.  

El especialista comenta que es importante pensar en los menores no solo como consumidores, sino como creadores de tecnología. “Se recomienda a los adultos estimular, motivar y buscar formas desde la virtualidad para que los menores aprendan de la robótica”, agrega.

Algunas plataformas recomendadas por los integrantes del Proyecto Balam para que las personas puedan acercarse a la robótica son:

  • Scratch: Una plataforma diseñada para la programación sencilla para niños y jóvenes.
  • Tinkercard: Ideal para desarrollar la lógica computacional para la programación y para el diseño de piezas que puedan ser impresos en 3D.
  • Teachable Machine: Entre sus posibilidades se encuentra la creación de modelos de aprendizaje automático para sitios web, aplicaciones, sin que exista una previa de conocimientos especializados en programación.
  • SWO Software Online: Un sitio con más de 500 temáticas educativas con enfoque STEAM.

Además de las plataformas en línea, en Guatemala también existen espacios donde se fomenta el aprendizaje de robótica educativa. Algunos de esto son Proyecto Balam, Guate Geeks, TecniKids o Eduline.

De acuerdo con los entrevistados, previo a que los menores ingresen a algún espacio de enseñanza de robótica, los adultos deben tomar en cuenta varios factores.

Entre ellos, cuáles son los programas de esos lugares, cuáles son sus procesos de aprendizaje y si estos incluyen la venta de kits.  Los ingenieros resaltan que se debe considerar como una inversión puesto que los menores tendrán un acercamiento a aprendizajes integrales.

Noticias Relacionadas

TOP 5