martes, 18 enero 2022
15.3 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Así impacta la falta de camas en el funcionamiento de hospitales en...

Así impacta la falta de camas en el funcionamiento de hospitales en EE.UU.

La noche después de Acción de Gracias, un pequeño servicio de ambulancias que cubre una gran franja del suroeste de Colorado recibió una llamada en la que se le informaba que un paciente necesitaba ser trasladado de urgencia desde el hospital de Gunnison a otro más grande con una unidad de cuidados intensivos a 104 kilómetros de distancia, en Montrose.

El paciente, un hombre de 78 años, sufría fibrilación auricular, un ritmo cardíaco irregular que normalmente no pone en peligro su vida. Pero para pacientes como éste, con problemas de salud crónicos, antecedentes de problemas cardíacos y presión arterial alta, la condición puede causar un accidente cerebrovascular o insuficiencia cardíaca.

Los trabajadores del servicio de paramédicos Gunnison Valley Health Paramedics (GVH) sacaron al paciente, que estaba en una camilla, del hospital y la llevaron al gélido aire nocturno. AnnieGrace Haddorff, la técnica de emergencias médicas de guardia, ayudó a subir al paciente a la ambulancia y se sentó en el asiento del conductor. El paramédico Alec Newby subió a la parte trasera y conectó al paciente a un tensiómetro; un oxímetro de pulso, que mide la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno en sangre; y un electrocardiograma, que registra la actividad eléctrica del corazón.

“Es evidente que su corazón está evidentemente enojado”, le dijo Newby al hombre mientras el electrocardiograma confirmaba la fibrilación auricular.

La ambulancia se adentró en la carretera 50 de EE.UU. para recorrer el trayecto de una hora y 15 minutos, pasando por grupos de casas entre colinas, el extenso embalse de Blue Mesa y el enorme Cañón Negro de Gunnison, con sus escarpadas agujas.

El paciente estaba lo suficientemente estable para el largo viaje, que cubrió solo una parte de la zona total de servicio de GVH, de más de 7.000 kilómetros cuadrados. Es más del doble del tamaño de Delaware y es la mayor zona de respuesta de un servicio de ambulancias en todo Colorado. Una zona de respuesta típica de un servicio de bomberos o de emergencias médicas oscila entre 160 y 640 kilómetros cuadrados.

En los últimos años, los transportes o traslados entre instalaciones, también conocidos como IFT, como éste, se han vuelto cada vez más comunes para los paramédicos del GVH, obligando al equipo a conducir muy lejos de su ya vasta zona. Antes de la pandemia, el número de traslados aumentaba porque la población del condado de Gunnison crecía constantemente, se atraían más turistas a lugares como la popular estación de esquí de Crested Butte, y los paramédicos del GVH habían ampliado sus servicios a hospitales metropolitanos más grandes fuera del condado de Gunnison.

Con información de CNN.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5