miércoles, 19 enero 2022
21.4 C
Tegucigalpa
Inicio Uncategorized Crean ilustración de un feto negro para representar más diversidad de pacientes

Crean ilustración de un feto negro para representar más diversidad de pacientes

La ilustración de un feto negro en el útero causó polémica en Estados Unidos, a primera vista, la imagen parece un dibujo estándar que se puede encontrar en cualquier libro de texto médico, sin embargo, llamó la atención que el tono de piel utilizado fue más oscuro.

La imagen fue creada por la estudiante de medicina e ilustradora nigeriana Chidiebere Ibe. Causó revuelo en redes sociales porque muchas personas indicaron que nunca habían visto un feto negro o una mujer embarazada negra representada en el pasado. Con ello se abrió un debate más amplio: la falta de diversidad en las ilustraciones médicas.

Si bien la mayoría de los fetos son de color rojo y los recién nacidos desarrollan gradualmente el tono de piel, la ilustración de Ibe buscó representar a pacientes que no están acostumbrados a ver sus tonos de piel en tales imágenes.

Ibe dijo en una entrevista que no esperaba recibir una respuesta tan grande por la ilustración, pues es una de las muchas imágenes que realiza, la mayoría de las cuales representa con tonos de piel negros. Sin embargo, subrayó la importancia de una misión con la que ha estado comprometido durante mucho tiempo.

“Todo el propósito era seguir hablando de lo que me apasiona, la equidad en la atención médica y también mostrar la belleza de la gente negra. No solo necesitamos más representación, necesitamos más personas dispuestas a crear una ilustraciones así”.

Ni-Ka Ford, presidente del comité de diversidad de la Asociación de Ilustradores Médicos, mencionó que la organización estaba agradecida por el trabajo de Ibe.

“Junto con la importancia de la representación de los cuerpos negros y marrones en la ilustración médica, su trabajo también sirve para combatir otra falla importante en el sistema médico: la desproporcionada tasa de mortalidad materna de las mujeres negras en Estados Unidos”, señaló a medios estadunidenses.

Las ilustraciones médicas se han utilizado durante miles de años para registrar y comunicar procedimientos, patologías y otras facetas del conocimiento médico. Estas imágenes se utilizan no solo en libros de texto y revistas científicas, sino también en películas, presentaciones y otros medios.

Hay menos dos mil ilustradores médicos capacitados en el mundo, según la Asociación de Ilustradores Médicos, así como pocos programas acreditados de ilustración en América del Norte, que tienden a ser costosos y admiten pocos estudiantes. Históricamente, el campo ha estado dominado por personas blancas y masculinas, lo que, a su vez, significa que los cuerpos representados generalmente han sido así también.

Las ilustraciones médicas “siempre han presentado figuras masculinas blancas. El sesgo hacia un tipo de cuerpo en la ilustración médica margina a todos los demás”, señaló Ni-Ka Ford.

Los estudios han respaldado esta falta de diversidad. Investigadores de la Universidad de Wollogong en Australia encontró que de más de seis mil imágenes con un sexo identificable en 17 libros de texto de anatomía, publicados entre 2008 y 2013, solo el 36 por ciento de los cuerpos representados eran mujeres. La gran mayoría eran blancos. Aproximadamente el tres por ciento de las imágenes analizadas mostraban cuerpos discapacitados, mientras que solo el dos por ciento mostraba a personas mayores.

La diversidad en las ilustraciones médicas, o su ausencia, puede tener implicaciones para los médicos en formación y sus pacientes.

“Sin una representación equitativa y el uso perpetuo de pacientes blancos sin discapacidad descritos en los libros de texto médicos, los profesionales médicos tienen una capacidad limitada para diagnosticar y tratar con precisión a las personas que no encajan en ese molde”, dijo Ford.

En 2019, se informó en la revista Plastic and Reconstructive Surgery – Global Open que los pacientes blancos estaban sobrerrepresentados en las imágenes de las revistas de cirugía plástica.

“Durante décadas, las publicaciones académicas han utilizado fotografías e imágenes que retratan de manera inadecuada la diversidad demográfica de los pacientes”, escribieron los investigadores.

Noticias Relacionadas

TOP 5