domingo, 23 enero 2022
22.4 C
Tegucigalpa
Inicio SALUD Pacientes renales piden agilizar la aprobación de la ley de trasplante de...

Pacientes renales piden agilizar la aprobación de la ley de trasplante de órganos engavetada desde 2013

El presidente de la Asociación de Enfermos Renales, Daniel Mairena, hizo el llamado urgente al nuevo gobierno para que este agilice la aprobación de la Ley de Trasplantes de Órganos que vendría a beneficiar y a introducir de nuevo a la vida social a muchos pacientes renales que siguen en la lista de espera para un trasplante.

“Desde el 2013 está engavetada la Ley de Trasplantes de Órganos con los que unos 2,500 pacientes serían beneficiados con este tipo de Ley, no solo renales, sino que todas aquellas personas que ocupan un trasplante. Hoy tenemos 100 personas con sus donantes congénitos que son familiares, hijos, que quieren donarle a su familiar para que ya no dependa de una maquina y logre volver a tener una vida normal. Por eso es positivo que la Ley se apruebe rápido”.

Al mismo tiempo, indicó que al haber un sistema de trasplante, se necesita un banco de órganos.

“Da pesar que faltan los reactivos para saber si las personas son compatibles o no; es decir, de los 100 donantes de órganos que tenemos, necesitamos saber su compatibilidad. Aquí en Honduras tenemos la mejor máquina de compatibilidad a nivel de Centroamérica, pero no tenemos los reactivos para conocer la compatibilidad”, detalló.

Según dio a conocer, el Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) planifica que a partir del próximo año se estaría haciendo de nuevo los trasplantes. Se habían detenido estos servicios por el Covid-19. “Hemos tenido dos años sin hacer trasplantes en el Seguro Social, igual que en el sector público”.

El alto costo de un trasplante

También destacó que hacer un trasplante en el sector salud privado tiene un valor de L1.3 millones, por lo que es necesario se agilice el proceso.

“La Ley de Trasplante de Órganos no se ha aprobado porque no ha sido de interés en el Congreso Nacional. El 40% de la población renal es candidata a un trasplante y el centro de hemodiálisis bajaría la cantidad de paciente. El Estado se ahorraría, porque sale más barato trasplantar que mantener en una unidad. Los pacientes nos volvimos negocio”, concluyó.

Noticias Relacionadas

TOP 5