domingo, 28 noviembre 2021
16.5 C
Tegucigalpa
Inicio Coronavirus Las autoridades sanitarias aprueban la dosis de refuerzo de la vacuna del...

Las autoridades sanitarias aprueban la dosis de refuerzo de la vacuna del COVID-19 para todos los mayores de 18 años

Los expertos dieron luz verde al ‘booster’ para los adultos ante la subida de hospitalizaciones y el riesgo de la temporada navideña. Se pueden mezclar dosis de distintas farmacéuticas. 

Las autoridades sanitarias ampliaron este viernes su autorización de la dosis de refuerzo de la vacuna contra el coronavirus para ofrecérsela a todos los mayores de 18 años (hasta ahora sólo se recomendaba a los mayores de 65 años y a quienes tuvieron especial riesgo por problemas de salud o por su trabajo), ante la subida de hospitalizaciones en personas que ya recibieron las dosis iniciales, y el riesgo que supone la próxima temporada de fiestas.

Esta medida simplifica lo que hasta ahora ha sido una lista confusa de quiénes son elegibles, al permitir que cualquier persona de 18 años o más elija el refuerzo de las farmacéuticas Pfizer o de Moderna seis meses después de su última dosis, independientemente de la vacuna que hayan recibido primero.

Incluso aquellas personas que tienen la dosis única de Johnson & Johnson pueden recibir un refuerzo de las otras farmacéuticas a los dos meses de su inyección.

“Escuchamos alto y claro que la gente necesitaba algo más simple, y esto, creo, es simple”, dijo a The Associated Press el jefe de vacunas de la FDA, Peter Marks.

Los expertos concluyeron en que las vacunas son seguras y además necesarias para mantener la inmunidad contra el virus. Si bien las tres vacunas contra el COVID-19 autorizadas en Estados Unidos ofrecen una fuerte protección contra la enfermedad grave, incluida la hospitalización y la muerte, la protección ante la infección puede disminuir con el tiempo. 

La medida de ampliación se produce cuando los nuevos casos de COVID-19 han aumentado de forma constante en las dos últimas semanas, especialmente en los lugares en los que el clima frío hace que la gente se quede en casa. El aumento en los contagios ha llevado a algunos estados a autorizar de forma anticipada el refuerzo a todos sus residentes mayores de 18 años.

La directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), Rochelle Walensky, apoyó en la tarde la opinión de un grupo de asesores independientes de la agencia que recomienda instar en particular a las personas mayores de 50 años a recibir el esfuerzo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, en inglés) autorizó su uso de emergencia en la mañana del viernes, el primer paso necesario para que decenas de millones de personas pudieran recibir otra dosis de protección antes del nuevo año.

Apenas unas horas más tarde llegó el visto bueno del comité de expertos independientes de los CDC, en un voto unánime, y finalmente se conoció la recomendación oficial de la agencia. 

El Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización hizo algunas recomendaciones específicas: las personas de 50 años o más, y todos los adultos en centros de cuidado de largo plazo, deben recibir el refuerzo. La dosis puede ser opcional para quienes tienen entre 18 y 50 años. Pero cada uno puede decidir si recibirla o no en función de cuál considera que es su riesgo individual. 

“Queremos asegurarnos de que damos la mayor protección posible”, dijo el doctor Matthew Daley, asesor de los CDC, de Kaiser Permanente Colorado.

En una presentación ante el comité, el doctor Oliver Brooks explicó que habían concluido que el refuerzo de Pfizer era seguro y eficaz. Aunque Moderna no proporcionó datos sobre la eficacia de su refuerzo, el fabricante de medicamentos demostró que aumentó los niveles de anticuerpos contra el virus. En el caso de ambas vacunas, dijo, las pruebas obtenidas hasta la fecha sobre una afección cardíaca denominada miocarditis son tranquilizadoras.

El objetivo original del Gobierno de Joe Biden era ofrecer refuerzos a todo el mundo. Pero en septiembre, un grupo de asesores de la FDA votó abrumadoramente en contra de esa idea, basándose en la eficacia continuada de las vacunas en la mayoría de los grupos de edad.

En su lugar, aprobaron una dosis adicional de Pfizer sólo para los más vulnerables, como las personas ancianas y quienes tienen problemas de salud crónicos.

desde entonces, los funcionarios de la Administración, incluido Anthony Fauci, han seguido defendiendo el uso de refuerzos de forma más generalizada, señalando que incluso las infecciones más leves en personas más jóvenes pueden causar un “largo COVID” y otras complicaciones. “No conozco ninguna otra vacuna en la que sólo nos preocupemos por mantener a la gente fuera del hospital”, dijo Fauci en una reunión informativa el miércoles.

La semana pasada, Pfizer y su socio alemán BioNTech presentaron nuevos datos para argumentar que los refuerzos a un grupo más amplio de la población podrían ayudar a reducir las infecciones en un periodo crítico.

Las empresas hicieron un estudio con 10,000 adultos de todas las edades y descubrieron que un refuerzo restablecía la protección contra las infecciones sintomáticas a cerca del 95%, incluso ante la presencia de la variante delta extra-contagiosa.

Es demasiado pronto para saber si ese alto nivel de protección durará más tiempo después de una tercera inyección que después de la segunda, algo que Sahin afirmó que las empresas seguirán analizando los datos.

En apoyo de estas pruebas, Gran Bretaña publicó esta semana datos que muestran el mismo aumento de la protección una vez que comenzó a ofrecer refuerzos a los adultos de mediana edad y mayores. Israel ha indicado que las dosis adicionales para la población en general han contribuido a detener una nueva oleada de casos en el país.

La campaña de vacunación, en números

Las campañas de vacunación comenzaron en Estados Unidos en diciembre pasado, aproximadamente un año después de que comenzara la pandemia.

Más de 195 millones de personas están completamente vacunadas en el país, lo que se define como haber recibido dos dosis de las vacunas Pfizer o Moderna o la vacuna Johnson & Johnson de dosis única. Más de 30 millones ya han recibido un refuerzo.

A algunos expertos les preocupa que toda la atención prestada a los refuerzos pueda perjudicar los esfuerzos por llegar a los 60 millones de personas en Estados Unidos que reúnen los requisitos para ser vacunados pero que no se han vacunado.

Los refuerzos para adolescentes aún no se están discutiendo, y las dosis de la vacuna de Pfizer para niños recién ahora se están implementando para aquellos que tienen entre 5 a 11 años.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5