martes, 7 diciembre 2021
20.8 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Ganan la lotería y devuelven el dinero del premio porque no lo...

Ganan la lotería y devuelven el dinero del premio porque no lo necesitan

Las personas que participan en los juegos de azar lo hacen por las causas más diversas. Unos quieren dejar atrás sus largas jornadas de trabajo y sueñan con llevar una vida tranquila donde no necesiten un empleo para llegar a final de mes; otros sueñan con una vida de lujo en la que poder visitar los mejores hoteles y restaurantes del mundo volando siempre en primera clase.

Los primeros y los segundos coinciden en que para poder llevar a cabo sus deseos necesitan una gran cantidad de dinero, por eso la lotería es el atajo más rápido para tener la posibilidad de llevar esa vida soñada. Pero, en ocasiones hay personas que participan en todo tipo de sorteos por el mero hecho de ayudar a los que más lo necesitan.

El ejemplo lo hemos encontrado en Guelph, una ciudad canadiense de 135.000 habitantes cercana a Toronto. Ahí opera Guelph Humane Society (GHS), una organización sin ánimo de lucro que se dedica a recoger animales abandonados y a buscar un hogar a aquellos perros y gatos que lo necesitan. Y han vivido en primera persona una experiencia inolvidable.

Sorteos para los animales

Una de las vías de financiación de GHS era la de preparar eventos en persona con los animales. Sin embargo, con la aparición de la pandemia no pudieron llevar a cabo su programa habitual durante meses y pensaron en crear un sorteo que les permitiera recaudar fondos. Nació así la lotería 50/50, un sorteo trimestral para conseguir dinero para la ONG de animales.

El pasado 1 de octubre celebraron el sorteo de otoño, con un premio de 18.840 dólares canadienses, el equivalente a unos 13.200 euros. La sorpresa llegaba algunas semanas después cuando los responsables de GHS recibían una comunicación inesperada: los ganadores de la lotería querían devolverles el dinero porque ellos no lo necesitaban.

Los ganadores habían sido un matrimonio formado por Ann y Michael Paul, dos jubilados que solo participaron en la rifa para poner su granito de arena y aportar fondos para la ONG. Por eso, cuando se dieron cuenta que habían ganado el premio, decidieron devolverlo: y lo hicieron después de una visita guiada por las nuevas instalaciones del refugio.

Cuando terminaron la visita, los Paul entregaron a la responsable de la ONG un cheque por 18.000 dólares, unos 12.500 euros. Era casi todo el premio que habían ganado, pero se habían reservado una cantidad por una buena causa: iban a invitar a sus amigos a cenar, ya que por culpa del covid-19 llevaban tiempo sin verles. Y, además, lo harían en las propias instalaciones de GHS para que sus amigos conozcan de primera mano el nuevo edificio y a los animales que necesitan un hogar.

Una emotiva cena

GHS ha compartido la foto de los Paul en su cuenta de Twitter, aunque es lo único que se sabe de ellos. No han querido conceder entrevistas ni ganar un protagonismo que no desean. Solo están convencidos de que han hecho lo que tenían que hacer porque ellos ya son mayores y tienen todas sus necesidades cubiertas. En definitiva, no necesitan ese dinero.

Jennifer Fraser, encargada de donaciones en GHS, ha explicado a Guelph Today como sucedió todo: “Cuando llegas a cierta edad no necesitas nada más. Así que simplemente piensan que querían devolverlo porque creen que aquí es donde estaba la necesidad, y realmente les gusta apoyar a las organizaciones que se centran en el cuidado de los animales”.

Ann y Michael Paul viven con dos gatos que conocieron en este refugio de animales. Ahora, la ONG les agradecerá su detalle poniendo su nombre a una de las salas de adopción de felinos: “Definitivamente, queremos homenajear a nuestros benefactores por lo que han hecho, no es algo que suceda a menudo”. Sobre todo cuando la pandemia ha hecho que la necesidad de financiación sea realmente acuciante.

Lo curioso es que los Paul ya habían reservado una cita para conocer el nuevo edificio del refugio antes de que se anunciaran los ganadores del sorteo, así que su decisión de devolver el dinero llegó después. Fraser señala que “tuvieron la oportunidad de ver las instalaciones de primera mano y a dónde irán esos dólares y conocer a algunos de los animales que serán ayudados”.

Noticias Relacionadas

TOP 5