martes, 30 noviembre 2021
15.3 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS El misterioso pozo de agua en Francia: tres buzos murieron en el...

El misterioso pozo de agua en Francia: tres buzos murieron en el intento por llegar al fondo y nadie pudo localizar su origen

Francia contiene en su territorio uno de los enigmas más impactantes y que no hubo forma de resolver hasta la actualidad. Se trata de un pozo de agua que fue hallado en la época de los romanos y, desde ese momento, se realizaron numerosas expediciones para hallar su origen y nadie pudo localizarlo.

Todo un enigma por resolver que se encuentra más concretamente en Tonnerre, un pueblo ubicado en la región de Borgoña que contiene el impresionante caudal del manantial llamado Fosse Dionne donde se asentó la ciudad. Lo cierto es que todos los esfuerzos han sido en vano y nadie ha podido encontrar su origen.

El hallazgo

Según trascendió, la civilización romana fue la primera en descubrir este pozo sin fondo. En función de su hallazgo, decidieron poblar el lugar y crear una pequeña ciudad a su alrededor.

Los reportes históricos precisan que durante siglos los habitantes del lugar se abastecieron con el agua que provenía de este pozo sin fondo pero que jamás supieron de dónde provenía ni cuál era el nacimiento de esa fuente de agua natural.

Por otra parte, también es sabido que los celtas consideraban a este mítico lugar como una fuente sagrada. Los franceses lo usaron como piscina a la que recurría por ese entonces todo el pueblo, ya que funcionó de este modo durante un largo periodo.

Los fallidos resultados

Numerosas expediciones se han abocado a intentar resolver este misterio para la humanidad pero, lamentablemente, ya tres buceadores han muerto en el intento, dos de ellos en 1974 y otro en 1996. Ninguno de ellos pudo llegar al final de este manantial.

Todos fracasaron en el intento de navegar por los estrechos pasadizos que conforman el pozo y el último en arriesgarse a descender fue el buzo Pierre-Éric Deseigne, quien tampoco logró llegar al fondo. Deseigne fue contratado por las autoridades locales y se sumergió más de 70 metros bajo tierra, aventurándose a más de 370 metros de la entrada de la cavidad.

Los únicos datos certeros

Las únicas precisiones que hay en la actualidad sobre este pozo es que se sabe que el agua emerge de una red de cuevas subterráneas de piedra caliza, pero no hay ningún dato cierto que permita tener noción desde donde nace la fuente de agua.

Por otra parte, también se ha confirmado que al día de hoy el pozo expulsa 311 litros de agua por segundo, aunque puede llegar a alcanzar los 3.000 en días de lluvia.

Noticias Relacionadas

TOP 5