Nicaragua llama golpistas a algunos miembros de la OEA

El gobierno de Nicaragua calificó de golpistas a algunos países de la Organización de Estados Americanos (OEA) que participaron en una asamblea donde se abordó la grave crisis política que atraviesa la nación centroamericana de cara a las elecciones presidenciales del fin de semana.

Michael Campbell, un prominente diplomático de la administración del presidente Daniel Ortega, intervino en la reunión virtual de la OEA donde la secretaria de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), Antonia Urrejola, denunció que el Gobierno ha suprimido las libertades.

Un portavoz de la OEA no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios.

El funcionario nicaragüense se defendió diciendo que ese tipo de reuniones del organismo multilateral incentivan “golpes de Estado y alimentan el terrorismo como fórmula para desestabilizar la soberanía nacional”.

Campbell también defendió, en su alocución, las próximas elecciones presidenciales -que han sido duramente criticadas por la comunidad internacional y tildadas como una farsa por Estados Unidos- y dijo que eran una fiesta para la ciudadanía de su país.

En los últimos meses, el gobierno nicaragüense ha enviado a prisión a decenas de opositores, entre ellos varios aspirantes a competir en los comicios contra Ortega, quien busca reelegirse por tercera ocasión consecutiva.

Los cinco contrincantes del líder de izquierda que sí participarán en las elecciones del domingo son catalogados por la oposición como aliados del Gobierno, pero ellos niegan los señalamientos.