sábado, 27 noviembre 2021
23.4 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Exempleados de Zuckerberg demandan a las empresas de la familia, alegando acoso...

Exempleados de Zuckerberg demandan a las empresas de la familia, alegando acoso y discriminación

Dos personas que solían trabajar para la residencia del Jefe Ejecutivo (CEO, en inglés) de Facebook, Mark Zuckerberg, y su esposa, Priscilla Chan, han presentado un par de demandas contra la pareja multimillonaria y las numerosas entidades corporativas relacionadas a la familia.

En las causas se asevera que las empresas familiares son responsables por el acoso sexual y discriminación por parte de empleados de la compañía. En ambos casos se nombra a Chan y a Zuckerberg como demandados, alegando falta de pago de salarios, entre otras denuncias.

Los demandantes son Mia King y un hombre no identificado al que se refieren como John Doe. Facebook no está implicado en las acusaciones.

Un exadministrador de la residencia de los Zuckerberg afirma que fue “manoseado y se le hizo una proposición”, mientras que una exasistente de seguridad dice que fue objeto de “comentarios difamatorios e hipersexualizados”.

Dos personas que solían trabajar para la residencia del Jefe Ejecutivo (CEO, en inglés) de Facebook, Mark Zuckerberg, y su esposa, Priscilla Chan, han presentado un par de demandas contra la pareja multimillonaria y las numerosas entidades corporativas relacionadas a la familia.

En las causas se asevera que las empresas familiares son responsables por el acoso sexual y discriminación por parte de empleados de la compañía. En ambos casos se nombra a Chan y a Zuckerberg como demandados, alegando falta de pago de salarios, entre otras denuncias.

Los demandantes son Mia King y un hombre no identificado al que se refieren como John Doe. Facebook no está implicado en las acusaciones.

“Ahora sabemos la verdad sobre el impacto destructivo de Facebook”, dice exempleada de la compañía en el Senado

Las causas, que se presentaron el mes pasado en el Tribunal Superior del condado de San Francisco, fueron reportadas el martes por Insider, que ha informado en los últimos dos años sobre las denuncias.

Ben LaBolt, un portavoz de la familia Chan-Zuckerberg, declaró en un comunicado enviado por correo electrónico que “investigaciones individuales de varias semanas de duración sobre las acusaciones” revelaron que “estas afirmaciones no podían ser corroboradas”.

Señaló que la oficina familiar “toma muy en serio las quejas de mala conducta en el lugar de trabajo e indaga rápidamente sobre todos esos asuntos”.

“Cualquier reclamo realizado a nuestro personal de recursos humanos se toma en serio, se investiga y se aborda”, dijo. “Estamos orgullosos del equipo de profesionales que trabajan en la oficina familiar y confiamos en que estas pretensiones, que buscan desprestigiar injustamente a nuestros colegas, fracasen”, añadió.

LaBolt declinó responder a más preguntas.

Los archivos judiciales describen a King como una mujer negra de la comunidad LGBTQ que se desempeñó como ‘asistente de operaciones de seguridad’. Trabajó desde mayo de 2018 hasta febrero de 2019 para Limitless Specialty Services LLC, que proporciona servicios de protección para la familia Zuckerberg.

Del mismo modo, Doe, un hombre abiertamente gay, laboró como ‘gerente de operaciones domésticas’ para la familia desde enero de 2017 hasta marzo de 2019.

En su denuncia de 29 páginas, King afirmó que fue objeto de numerosos comentarios degradantes, incluyendo que la llamaran “gueto”, “p—” y “p—-”, además de opiniones inapropiadas sobre sus pechos.

Además, alegó que cuando planteó sus quejas internamente, una compañera le respondió que “aquí los hombres están en el liderazgo, los hombres están al poder”, lo que, según King, justificaba esos comentarios. También afirmó que se vio obligada a trabajar horas extras y que no se le pagó adecuadamente.

Doe manifestó en su denuncia de 35 páginas que estaba a cargo de “supervisar y administrar varias propiedades para la familia Zuckerberg”.

Alegó que en ese puesto trabajaba más de 40 horas a la semana y más de ocho horas al día, “por lo que nunca fue compensado”, y que en numerosas ocasiones fue “obligado a trabajar diecisiete horas diarias para preparar una propiedad antes de la llegada de los Zuckerberg” y no se le pagaron las horas extras.

Doe afirmó que padece epilepsia y que se le forzó a realizar tareas que agravaron su estado o suponían un peligro, como subir escaleras o cargar objetos pesados. Además aseguró que fue acosado sexualmente y sometido a insultos homofóbicos.

“Nuestros clientes esperan probar sus alegaciones y buscar justicia en un tribunal”, declaró Colleen Mullen, abogada de King y Doe.

Ni Zuckerberg ni ninguno de los otros acusados han respondido formalmente en los tribunales a las acusaciones. Tampoco se han programado audiencias.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5