jueves, 2 diciembre 2021
19.1 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Una mujer se comió las cenizas de su esposo y asegura que...

Una mujer se comió las cenizas de su esposo y asegura que la hizo bajar de peso

Admite querer parar con la alimentación basada en los restos de su marido ya que las cenizas están comenzando a acabarse.

En el mundo hay millones de personas con problemas de obesidad y sobrepeso que intentan llevar a cabo una alimentación saludable, orientada por un nutricionista, con el objetivo de mejorar su salud. Es que más allá del deseo por descender de peso se encuentran los problemas cardiacos y de articulaciones que pueden sufrir aquellas personas que no se encuentran en el rango de kilos recomendado. Es por eso que acuden a estrictas dietas guiadas por un profesional o algunas falacias difundidas por sitios web sin conocimiento alguno.

Una mujer en Estados Unidos, golpeada por situaciones personales, decidió ingerir un producto que no puede venderse en cualquier dietética o en páginas de internet y logró bajar drásticamente de peso. La protagonista de esta historia utilizó una técnica muy poco ortodoxa y no se detuvo a cambiar sus hábitos alimenticios ni a realizar ejercicio, ya que luego de comerse las cenizas de su marido bajó considerablemente de peso.

Casie es el nombre de la joven de 26 años, quien se casó con Sean en el año 2009 y vivió los mejores años de su vida después de contraer matrimonio. Aunque dos años después, cuando todo era color de rosas, el destino decidió jugarle una mala pasada a la mujer y su esposo falleció.

En el programa “My Strange Addiction”, la oriunda de Tennessee contó que el difunto falleció tras sufrir un ataque de asma en el año 2011 y que desde ahí su vida empezó cuesta abajo, a tal punto de hacer todo tipo de actividades junto a las cenizas de su marido.

“Llevo a mi esposo a todas partes, al supermercado, de compras, al cine, a comer, a donde sea que vaya, él va. Cada vez que voy al supermercado compro la comida que le gusta, cuando cocino compro la comida que le gusta, no la como, pero cocino para él”, manifestó la joven en el programa televisivo.

Y esta conducta la trasladó a una situación de la que después no tuvo retorno. Es que cuando estaba trasladando las cenizas de una urna a otra, un pequeño polvo de sus cenizas quedó en sus manos y ella no quiso lavarse ni sacudirse porque entendía que lo estaba desechando.

Entonces fue allí cuando empezó a comer los restos de la cremación: “No quería borrarlo, ese es mi marido, no quería borrarlo, así que me lamí los dedos y aquí estoy hoy, casi dos meses después, y no puedo parar, me estoy comiendo a mi marido”, dijo la mujer, angustiada.

Y luego de incorporarlo a sus rutinas alimenticias, Casie declaró que ha bajado 19 kilos. “He perdido 42 libras desde que falleció mi esposo, básicamente lo único que estoy comiendo son sus cenizas”, narró la protagonista.

La desesperante situación

La estadounidense come las cenizas de su marido entre 5 y 6 veces por día, lo que ha generado que se esté terminando todo el polvo de la urna. En este contexto, Casie fue tajante y reveló cuál sería la medida que adoptaría: “Tengo que dejar de comérmelo, lo he perdido una vez, esta vez será mi culpa que lo pierda de nuevo”.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5