viernes, 3 diciembre 2021
24.4 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Las personas vacunadas con Janssen recibirán una segunda dosis de refuerzo

Las personas vacunadas con Janssen recibirán una segunda dosis de refuerzo

Las personas inoculadas con la vacuna monodosis de Janssen en España podrían recibir un segundo pinchazo de refuerzo. Es la propuesta que los expertos de la ponencia de vacunas han trasladado a la Comisión de Salud Pública. Fuentes del Ministerio de Sanidad precisaron este viernes a ABC que será este organismo el que deberá tomar la decisión definitiva durante la reunión que se celebrará la próxima semana.

Alrededor de dos millones de personas han recibido la fórmula de la compañía Johnson & Johnson en nuestro país. Diferentes estudios han demostrado que la protección que genera esta vacuna –que emplea adenovirus– puede llegar a ser hasta un 30 por ciento menor a las que utilizan la tecnología de ARN mensajero (ARNm).

Por tanto, la propuesta de la ponencia de vacunas es que aquellas personas que recibieron Janssen se les administre ahora una dosis de recuerdo de Pfizer o Moderna. Recomiendan además que este segundo pinchazo se realice al menos tres meses después de la administración del primero y, si es posible, comenzando por aquellas personas en las que el tiempo transcurrido haya sido mayor.

De ser aprobado por la Comisión de Salud Pública se trataría del cuarto grupo en recibir una dosis de refuerzo en nuestro país. Los primeros fueron las personas mayores de 70 años. Le siguieron después las personas de muy alto riesgo, es decir, trasplantados, personas inmunodeprimidas y que reciben hemodiálisis, enfermos de cáncer o con síndrome de Down. El tercer grupo al que se decidió reforzar su inmunidad frente al nuevo coronavirus fueron los mayores que viven en residencias. A todos ellos se sumarán ahora los inmunizados con Janssen.

Igual que Pfizer y Moderna

La propia compañía Johnson & Johnson defendió a finales de septiembre –con la presentación de tres estudios– que una dosis de refuerzo a la vacuna de única dosis aumenta aún más la inmunidad.

El director global de Investigación y Desarrollo, Mathai Mammeny, explicó que la efectividad de Janssen contra el Covid-19 moderado a grave es del 74 por ciento con una dosis y del 94 por ciento con dos, unas cifras muy similares a las obtenidas por Moderna (95%) y Pfizer/Biontech (92%).

La propuesta realizada por la ponencia de vacunas coincide con la decisión tomada el jueves por el panel asesor de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos. Los quince expertos de este organismo resolvieron respaldar la aplicación de dosis de refuerzo de las vacunas de Moderna y Janssen, tal y como había recomendado en la víspera la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés).

Tras este espaldarazo, Moderna y Johnson & Johnson se unen a Pfizer como las vacunas que se permiten para las dosis de refuerzo. Además, la FDA dio también el visto bueno a la «mezcla y combinación» de los inmunizadores. Esa es la vía que ha resuelto seguir la ponencia de vacunas, al sugerir que la dosis de recuerdo se realice con Moderna o Pfizer en lugar de aplicar Janssen, como había defendido la propia compañía.

Pese a que el comité de asesores del CDC aprobó estas dosis de refuerzo solo en determinadas poblaciones –como mayores de 65 años, personas inmunodeprimidas o que tengan una exposición frecuente al coronavirus por motivos laborales–, su objetivo es despejar cuanto antes el camino para una campaña generalizada que evite un resurgimiento del virus en Estados Unidos.

El repunte de los casos de Covid-19 ya es una realidad en algunos países, incluso con buenas tasas de cobertura de la vacunación. Es el caso de Reino Unido, cuya población está vacunada en su mayoría con AstraZeneca, una vacuna que –al igual que la de Janssen– utiliza adenovirus. La isla británica lleva algunas semanas con 40.000 contagios diarios de SARS CoV-2. La cifra superó el jueves los 50.000.

AstraZeneca, en la mira

Aunque esta alta incidencia del virus no se refleja en las hospitalizaciones ni en el número de fallecimientos, las autoridades sanitarias atribuyen este empeoramiento de la situación sanitaria al uso masivo de la vacuna de AstraZeneca, cuya efectividad según los estudios disponibles disminuye antes que la de Pfizer. Entre las causas del avance del virus, también podría estar en que Reino Unido vacunó a su población mucho antes que el resto de Europa.

La aparición además de un sublinaje de la variante Delta ha empujado a las autoridades sanitarias a revisar la estrategia de vacunación. La bautizada como Delta plus (AY4.2) podría ser entre un 10 y un 15 por ciento más contagiosa que su predecesora, según informó esta semana la Agencia de Seguridad Sanitaria del Reino Unido. En la semana del 27 de septiembre, AY4.2 ya representaba aproximadamente el 6 por ciento de los casos de coronavirus secuenciados y estaba «en una trayectoria creciente».

Ante esta novedad, Reino Unido anunció este viernes que estudia adelantar la administración de la dosis de refuerzo para los mayores de 50 años. El Gobierno de Boris Johnson tenía previsto pinchar la dosis de recuerdo (con Pfizer o Moderna) seis meses después de haber recibido la segunda, pero las autoridades contemplan ahora reducir esa espera a cinco meses.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) anunció este jueves que vigila de cerca este sublinaje del virus, que ya ha aparecido también en Rusia, Dinamarca y EE.UU.

Noticias Relacionadas

TOP 5