Chiellini hubiera entendido una marcha de Bonucci al Madrid

Chiellini y Bonucci, la guardia pretoriana de la Juventus y de Italia. Una sociedad firme, rocosa y fiel, hasta cierto punto. En 2017, Bonucci decidió hacer las maletas y dejar la Juventus para ser la piedra angular de un Milan en construcción. Venía de una relación tormentosa con Allegri y decidió cortar por lo sano. Para Bonucci no fue la mejor de las decisiones porque en Milan no le salieron bien las cosas y duró solamente un año antes de retornar a Turín. Le costó en su regreso, pero recuperó las sensaciones con su inseparable Chiellini, aunque este recuerda que se sintió molesto por la decisión que tomó su compañero de aventuras. Y lo más curioso, le hubiera entendido si en lugar de al Milan hubiera sido para vestirse de blanco.

“Cuando me dijo que se iba de la Juve, estaba muy, muy mal. Le escribí un mensaje muy largo, claramente privado. Me contó la noticia una mañana, eran los primeros días de pretemporada, me lo dijo verbalmente y luego por la noche le escribí un mensaje largo”, explica Chiellini en Dazn. “Las elecciones de vida ciertamente deben aceptarse, pero si nos hubiéramos ido de vacaciones juntos como otros años, en mi opinión no habría ido a Milán, estoy convencido”, señala. “Le habría hecho abrir un poco más su mirada, le habría hecho entender que se estaba equivocando, que el Milan con todo respeto no era como ir al Real Madrid, tampoco era como el Milan de hoy, definitivamente iba a empeorar, de hecho, luego se dio cuenta del error muy pronto”, relata Chiellini.

Este verano, después del éxito en la Eurocopa, ambos se marcharon juntos de vacaciones y, en esta ocasión, ha sido Bonucci el que ha convencido a Chiellini de seguir jugando en la Selección. A sus 37 años, valoró dejarlo después de levantar la Eurocopa, pero Bonucci ha porfiado y ambos siguen juntos en la Azzurra.