Policía descubre una confesión escrita del esposo de la medallista Agnes Jebet Tirop, principal sospechoso de su brutal asesinato

Durante las investigaciones del homicidio de la corredora de fondo keniata Agnes Tirop, detectives de la Dirección de Investigaciones Criminales del país africano encontraron una confesión escrita por Ibrahim Rotich, pareja de la víctima y principal sospechoso de su asesinato, con datos que coinciden con la información recopilada en las indagatorias, informa The Nation.

De acuerdo al oficial de inteligencia del subcondado de Keiyo del Norte, Andolo Munga, la confesión dejada por Rotich en su hogar antes de intentar darse a la fuga a un país vecino, confirma las teorías de que la relación estaba “llena de peleas” y las afirmaciones de los familiares de Tirop que aseguraban era víctima de violencia doméstica.

El oficial se abstuvo de dar más detalles sobre el contenido de la carta, ya que se trata de evidencia en una investigación en curso; no obstante, adelantó que este viernes estará listo el informe de las cámaras de seguridad, lo que espera que arroje nueva luz en las investigaciones del caso.

“El informe de la autopsia y la nota de confesión del sospechoso, junto con las armas homicidas, un cuchillo y un rungu —garrote de madera—, nos han proporcionado pruebas abrumadoras que apuntan al asesinato”, apuntó Munga, quien detalló que la atleta tenía cortes en la cabeza y varias puñaladas en el cuello, así como un traumatismo craneoencefálico por objeto contundente que dañó gravemente su cerebro y provocó su muerte.

Según señaló la hermana menor la fondista, Evelyin Jepng’etich, esta le habría confesado poco antes de su muerte que durante los últimos meses había sido maltratada por su marido. “Mi hermana me había confiado que Rotich abusaba de ella, pero se sinceró demasiado tarde. El lunes por la noche, oí un fuerte alboroto en su dormitorio antes de que la descubrieran muerta el miércoles [13 de octubre]” en su hogar de la localidad de Iten, comentó.

Agnes Jebet Tirop, considerada a los 25 años como un diamante por la Federación de Atletismo de Kenia, ganó la medalla de bronce en los Mundiales de Londres 2017 y Doha 2019 en la prueba de los 10.000 metros, y batió el récord mundial de la especialidad en septiembre durante las competencias celebradas en Alemania. Asimismo, representó a su país en los 5.000 metros en las olimpiadas de Tokyo 2020.