miércoles, 1 diciembre 2021
17 C
Tegucigalpa
Inicio HCH POLÍTICA Olban Valladares: La alianza es un imperativo categórico, pero hacerlo con los...

Olban Valladares: La alianza es un imperativo categórico, pero hacerlo con los ojos vendados puede ser un suicidio

El analista político Olban Valladares aseguró hoy que la alianza entre partidos políticos es un “imperativo categórico” pero advirtió que hacerlo con los “ojos vendados”, sin el respaldo de las bases, puede ser un suicidio.

“Es imperativo fortalecer la oposición y derrotar el continuismo perverso de los últimos 12 años, es algo que sólo los ignorantes políticos, los insensibles al sufrimiento de un pueblo en total abandono o los que no responden a la entrega criminal de nuestro territorio y soberanía, pueden soportar”, declaró.

Indicó que la alianza es un “imperativo categórico”, sin embargo, estas no son alijos de capricho de unos pocos, no son pactos oscuros para satisfacer exigencias egoístas de grupitos, de aprendices de brujos, de más de los mismos de ayer o antier para quedar peor.

Las alianzas, en primer lugar, deben contar con el beneplácito de los integrantes de las bases de los partidos, como mínimo, de sus dirigentes de base, que son los que santificarán los compromisos adquiridos.

Creer que las decisiones inconsultas del “jefe supremo” contarán con el respaldo de las bases, es un posible suicidio, a los pueblos, en estos tiempos, ya no se les ofende con ese tipo de imposiciones, expresó.

Objetivos de las alianzas

Añadió que las alianzas para que alcancen sus objetivos deben juntar y armonizar las fuerzas con alguna afinidad, para derrotar al contrincante en el poder o aventajarlo en la persecución de éste.

Luego, las alianzas se conforman para cumplir y hacer cumplir un programa de gobierno, con objetivos precisos, que procuren elevar el grado de bienestar humano.

En este momento, entrar en una alianza con los ojos vendados, sin condiciones de fiel y total cumplimiento, por todas las partes, es enterrar un partido y entregarlo posiblemente en manos del menos indicado de los socios.

En su criterio, las cartas tienen que estar boca arriba, nada se puede dejar para después o para cuando se gane, más cuando no existe absoluta confianza entre todas las partes.

Es cierto que lo importante es derrotar el continuismo, pero no por eso se debe tropezar con una piedra ya conocida.

El riesgo de la desesperación

La desesperación no nos debe privar de estudiar profundamente la nueva correlación de fuerzas y no atribuirle a nadie victorias que sólo están en los numeritos de encuestas, a lo mejor no elaboradas con rigor científico.

Recomendó no olvidar, por nada en el mundo, que, en este momento, la fuerza mayoritaria es la no alineada, esa que hasta hoy nadie la ha convencido.

“Con alianza o sin alianza, quien pudiese conquistar ese nicho, con una campaña inteligente, se llevaría la victoria, sin ninguna duda”, apuntó.

Valladares indicó que se debe actuar con prudencia y visión panorámica pero no hacerlo a locas. “Que el Señor salve a nuestra Honduras, dándole suficiente inteligencia a los que manejan los hilos del drama”.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5