viernes, 22 octubre 2021
24.4 C
Tegucigalpa
Inicio Top 5 de HCH Las redes arden por el precio de los restaurantes de Salt Bae:...

Las redes arden por el precio de los restaurantes de Salt Bae: “Es más barato volar”

Un ticket, con precios exorbitados, de su nuevo restaurante inaugurado en Londres ha casuado revuelo e indiganción en las redes sociales.

Saltó a la fama en 2017 gracias a un vídeo viral en el que mostraba su principal seña de identidad: la peculiar forma de aderezar la carne. Y desde entonces su popularidad y éxito no han dejado de crecer al mismo ritmo que su cuenta bancaria. Pero el turco Nusret Gökçe (37), más conocido como Salt Bae, lleva unos días en el ojo del huracán al haber trascendido uno de los tickets de su local de Londres.

Porque esa es una de sus señas de identidad. De alguna manera, ha sido capaz de evolucionar de aprendiz de carnicero a hombre de negocios. En 2010 abrió su primer restaurante en Estambul y poco a poco ha hecho crecer su imperio tras abrir locales en plazas tan importantes Abu Dhabi, Doha, Miami, Nueva York, Dallas, Boston, Beverley Hills, Mykonos o el de la capital inglesa, que se inauguró el pasado 23 de septiembre.

Ataviado con unas gafas redondas de sol de las que no se separa, el turco hace las delicias de los comensales con un show que incluye curiosas formas de cortar la carne, su especialidad, y su ya clásico remate dejando resbalar la sal por su codo. Pero tanta parafernalia no justifica el montante que hay que desembolsar para disfrutar de la comida y de la ‘experiencia’.

Es más barato volar y comer en el restaurante turco de Salt Bae que ir al de Londres”, denunciaba un usuario de Twitter que compartía un ticket de 1.812 libras -más de 2.000 euros- que incluía precios tan groseros como 630 libras por un ‘Tomahawk’ gigante -una pieza de carne marca de la casa- o 100 libras por una hamburguesa.

Pero todo lo que rodea al chef es tan excesivo y excéntrico que no es posible saber dónde termina la persona y empieza el personaje al que muchos adoran. Es más, sus restaurantes, sobre todo el de Mykonos, son una pasarela interminable de celebridades que se pegan tortas por asistir a la performance.
Leonardo DiCaprio, Al Pacino, Jason Statham, Mbappé, Benzema, Mancini, Conor McGregor, Infantino, Abramovich o el ya desaparecido Diego Armando Maradona, entre otros muchos, han disfrutado de su cocina y de toda la parafernalia que le rodea. Tal es su fama, que incluso estrellas como Rihanna han lucido camisetas con su icónico gesto.

Sin embargo, en el mundo real, el de las personas para las que es complicado llegar a fin de mes, la indignación campa a sus anchas y las críticas se multiplican. “Salt Bae prepara platos que se parecen a algo que hubiera cocinado para mí con 19 años a las 3 de la mañana y la gente paga sumas absurdas por ellos. Bien por él”, asegura otro usuario.

Por si fuera poco, Salt Bae anunció a finales del mes pasado que Ibiza engrosaría la lista de lugares en los que seguirá haciendo de las suyas con la apertura de un nuevo restaurante. Curiosamente, el chef turco no da puntada sin hilo ya que pone en marcha nuevos proyectos en sitios donde se presupone que parte de sus habitantes y de los turistas tienen un buen poder adquisitivo. Algunos lo tildan de estafador, pero no hay que negar que el personaje convierte en oro todo lo que toca.

Noticias Relacionadas

TOP 5