sábado, 27 noviembre 2021
21.4 C
Tegucigalpa
Inicio CURIOSIDADES Se hizo una prueba de ADN por diversión y descubre que no...

Se hizo una prueba de ADN por diversión y descubre que no es el padre de su hijo

Bien dicen que el “que busca, encuentra” y eso es precisamente lo que les sucedió a Donna y Vanner Johnson, pareja originaria de Utha, Estados Unidos, quienes un buen día y solo por diversión compraron una prueba de ADN porque nada podía salir mal o eso es lo que ellos creían.

Contrario a lo que creían, el resultado del test no fue nada favorecedor, ya que reveló un secreto que ni ellos mismos sabían: Vanner no era el padre biológico de uno de sus dos hijos.

Familia reunida en la sala; Se hace la prueba de ADN de broma y descubre que no es el padre de su hijo

Tras el resultado, la pareja realizó un análisis a profundidad en un centro especializado y ahí corroboraron que en realidad, su hijo de 12 años no es hijo de Vanner. Antes de que traten de encontrar culpables, hay que remarcar que los hijos de esta pareja son producto de la fecundación in vitro realizada en una clínica especializada.

Continuando con esta historia y tratando de desenredarla. Donna dice que al percatarse de que ya no podía tener otro hijo de manera biológica, recurrieron al método científico para aumentar su familia.

Pero tras el test de ADN al que se sometieron solo por diversión, terminaron contactando a la clínica en busca de una respuesta y descubrieron que durante la fecundación, su óvulo fue fertilizado por accidente con el esperma de un hombre al que no conocía.

Yo entiendo que existe esa posibilidad, pero es muy remota. Hemos tenido que superar muchas emociones. Primero, la de separar de este tema el amor que tenemos por nuestro hijo, que no ha cambiado, y a la vez seguir lidiando con el problema.

Aunque la pareja trató de mantener todo en silencio, los hechos salieron a la luz y llegaron a medios locales, quienes expusieron su historia sin cuidado alguno, provocando que el menor se enterara de lo ocurrido. A pesar de esto, mantuvieron la situación en calma e incluso lograron reconocer al donante accidental y lo contactaron. Luego de una charla con este, llegaron a un acuerdo en el que ambos padres podrán criar a su hijo.

Aunque Donna y Vanner dicen que el amor que sienten por su hijo no ha cambiando en absoluto, aún se sienten confundidos con todo lo que están viviendo. Por otra parte, todos los involucrados demandaran a la clínica causante de este enredo, que seguramente tendrá que pagar una cuantiosa indemnización por su “errorcito”.

Noticias Relacionadas

TOP 5