sábado, 27 noviembre 2021
19.4 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS Demanda a sus padres porque botaron su colección de pornografía y ahora...

Demanda a sus padres porque botaron su colección de pornografía y ahora tendrán que pagarle 30 mil dólares

Un juez de Michigan, Estados Unidos, aceptó los alegatos de un hombre de 43 años, identificado como David Werking, quien demandó a sus padres porque botaron a la basura su extensa colección de películas pornográficas y juguetes sexuales.

Werking se mudó a casa de sus padres tras un divorcio y se llevó varias docenas de cajas donde tenía sus películas para adultos entre otros objetos eróticos, valorados en su totalidad en más de 30 mil dólares, reseñó el diario El Tiempo.

Cuando los padres del sujeto se encontraron con el abundante material tomaron la decisión de botarlo todo a la basura. Sin embargo, no se imaginaron que esa acción les provocaría una disputa legal con su propio hijo.

La decisión del juez federal Paul Maloney se produjo ocho meses después de que el hombre ganó la demanda contra sus padres en diciembre de 2020. Werking vivió en la casa de Grand Haven junto a sus padres durante 10 meses, antes de mudarse a la ciudad de Muncie, en Indiana, detalló el portal USA Today.

Juez les ordenó pagar 30 mil dólares

Maloney dictó que los padres del demandante no tenían derecho a deshacerse de la colección de películas, revistas y otros objetos que pertenecían a su hijo, razón por la que falló a favor de él.

De acuerdo al intercambio de correos electrónicos entre Werking y su padre, la colección incluía 1.605 títulos individuales de DVD y cintas VHS, pero los progenitores no estaban dispuestos a mudar la colección a la casa de su hijo en Muncie y se sentían incómodos guardándola en su casa.

Francamente, David, te hice un gran favor al deshacerme de todas estas cosas”, dijo el padre del sujeto en uno de los mensajes.

Werking se enteró de que sus posesiones desaparecieron luego de que se mudó a Indiana. “No hay duda de que la propiedad que faltaba era propiedad de David. Los acusados admitieron repetidamente que destruyeron la propiedad”, confirmó el juez.

Tomando en cuenta el valor de la colección, establecido por la experta Victoria Hartmann, el juez ordenó a los padres de Werking pagar 30 mil 441 dólares y también deberán costear los gastos legales de su hijo, que ascienden a 14 mil quinientos dólares.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5