miércoles, 22 septiembre 2021
29.4 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES La Fuerza de Defensa de Australia reubica a una testigo clave de...

La Fuerza de Defensa de Australia reubica a una testigo clave de crímenes de guerra en Afganistán tras una explosión en su casa

Un incidente ocurrido en una casa de Nueva Gales del Sur en noviembre del año pasado hizo que la Fuerza de Defensa de Australia reubicara a una testigo de la llamada ‘investigación Brereton’ sobre los presuntos crímenes de guerra en Afganistán, informa ABC.

La casa era el domicilio familiar de una antigua oficial de inteligencia de operaciones especiales que sirvió en Afganistán en los años 2012 y 2013. Un día de noviembre del año pasado, ella y su familia se despertaron a las 3:15 de la madrugada después de escuchar explosiones que hicieron estallar varias ventanas de la casa. Las Fuerzas de Defensa posteriormente trasladaron a la testigo y a su familia tras el incidente, temiendo por su seguridad.

Después de los hechos la mujer se quejó a la Policía de Nueva Gales del Sur por su respuesta poco responsable a los mismos: “Tardaron 40 minutos en llegar. Aparecieron, entraron, dieron una vuelta rápida, no miraron nada en realidad”, dijo. La Policía de Nueva Gales del Sur no encontró a ningún sospechoso y, cuando respondieron a las posteriores protestas de la afectada, un inspector de distrito le escribió para decirle que la Policía comprendió que “se podía hacer más en relación con la asistencia inicial en el lugar de los hechos y el seguimiento inmediato”.

Los agentes volvieron a la casa 12 días después del incidente y llevaron a cabo nuevas investigaciones, incluyendo un sondeo de la escena y la zona circundante, pero no encontraron pruebas de ningún material explosivo. La exoficial dijo estar “aterrorizada” y que vive “con el temor de si [la explosión] estaba relacionada” con su pasado.

Durante su servicio en Afganistán, en una ocasión la mujer fue informada por un operador del Regimiento de Servicio Aéreo Especial (SAS, por sus siglas en inglés) sobre una matanza masiva pocas horas después de que su patrulla hubiera regresado a la base. Ese operador del SAS, conocido como Soldado C, es el exmarido de la mujer y está siendo investigado por la Policía Federal Australiana después de que se difundieran el año pasado imágenes en las que que se le veía matando a un afgano desarmado en un campo de trigo en mayo de 2012.

La testigo dijo que, en diciembre de ese año, el soldado C le habló de cómo su patrulla había abierto fuego contra un grupo de agricultores durante una operación en el norte de Kandahar justo después de haber regresado de la incursión. Desde su perspectiva, “el comandante de la patrulla había disparado accidentalmente a uno de estos grupos de agricultores, y entonces tomaron la decisión de que no podían dejar a nadie atrás para contar [lo sucedido]”, así que decidieron matarlos a todos

Investigación de Brereton

El pasado noviembre, Paul Brereton, el inspector general de la Fuerza de Defensa Australiana (FDA), presentó un informe de 465 páginas en el que concluyó que los integrantes del Grupo de Trabajo de Operaciones Especiales de Australia, que operó en Afganistán entre 2005 y 2016, ejecutaron ilegalmente a 39 personas.

Asimismo, el jefe de la FDA, Angus Campbell, identificó a 25 militares vinculados a estos actos, a los que se refirió como “posiblemente el episodio más vergonzoso en la historia militar de Australia”.

* El movimiento talibán, designado como “organización terrorista” por el Consejo de Seguridad de la ONU, está declarado como grupo terrorista y prohibido en Rusia.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5