domingo, 26 septiembre 2021
21.1 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES El negociador europeo del Brexit quiere presidir Francia

El negociador europeo del Brexit quiere presidir Francia

El hombre que negoció en nombre de Bruselas la salida de Reino Unido de la Unión Europea quiere ahora llevar las riendas en el Elíseo. El antiguo comisario europeo Michel Barnier ha formalizado este jueves su intención de postularse por el partido conservador Los Republicanos a la presidencia francesa en las elecciones de 2022, para lo cual sin embargo deberá previsiblemente pasar por unas primarias internas en las que ya figuran varios candidatos y se espera la llegada inminente de otros más.

“He tomado la decisión de ser candidato a las elecciones presidenciales de abril (…) para ser el presidente de una Francia reconciliada, para respetar a los franceses y hacer respetar Francia”, ha anunciado Barnier en el telediario nocturno de la cadena TF1. Entre sus prioridades, el que también fue ministro en los Gobiernos conservadores de Nicolas Sarkozy y Jacques Chirac, ha citado “unir a la derecha, el centro y otros campos para reformar el país”, así como “limitar la inmigración” o “volver a colocar el trabajo en el centro de nuestra economía”, que además debe ser más “descarbonizada”, ha resumido.

La decisión de Barnier no sorprende a nadie. El ex alto funcionario europeo ha coqueteado con una candidatura francesa desde que, con la entrada en vigor del Brexit en diciembre y la conclusión del acuerdo que enmarca la cooperación biltareral post-Brexit después, en marzo, dio por terminada su larga etapa en Bruselas, que comenzó como eurodiputado en 2009 y continuó como comisario europeo para el mercado interior. Frustrados sus planes de presidir la Comisión Europea, Barnier, de 70 años, aspira ahora a disputarle la silla presidencia francesa a su actual ocupante, Emmanuel Macron —que todavía no ha oficializado su candidatura— y a la líder de ultraderecha, Marine Le Pen, a quien las encuestas sitúan en la final presidencial.

No obstante, para siquiera figurar en las listas electorales, Barnier deberá previsiblemente someterse a un proceso de primarias de la derecha donde la competencia es fuerte. Entre los políticos que ya se han presentado están la actual presidenta de la región parisina de Île-de-France, Valérie Précresse, el ex eurodiputado Philippe Juvin y el diputado nacional Eric Ciotti, que también anunció este mismo jueves su candidatura en nombre de una “derecha fuerte” que defiende sus ideas “clara y fuertemente, sin vergüenza”. Se espera que también se una a la carrera interna el líder de los senadores republicanos, Bruno Retailleau. Por el contrario, otro de los potenciales contendientes, el exjefe de LR Laurent Wauquiez, ha anunciado este jueves que renuncia a presentarse para no “añadir división a la división” en el seno del partido.

También el mapa de la izquierda está aún por configurarse. Tanto el líder de Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, como el comunista Fabien Roussel y la líder de Lucha Obrera, Nathalie Arthaud, han oficializado ya sus candidaturas, debilitando aún más la ya de por sí endeble posibilidad de forjar una candidatura única de izquierda. No obstante, todavía queda por perfilar el campo ecologista —en septiembre se celebrarán las primarias entre Delphine Batho, Jean-Marc Governatori, Yannick Jadot, Eric Piolle y Sandrine Rousseau— y el socialista, donde el nombre de la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, suena cada día con más fuerza sin que esta lo desmienta, aunque otros nombres se unirán previsiblemente a la carrera por la izquierda, como el del exministro Arnaud Montebourg. El exsocialista ya ha adelantado que pretende oficializar su candidatura el 4 de septiembre.

Noticias Relacionadas

TOP 5