sábado, 25 septiembre 2021
27.2 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES Real Madrid logra empate agónico en su visita al Levante

Real Madrid logra empate agónico en su visita al Levante

La aparición estelar de Vinicius en el tramo final de un partido extraordinario evitó la primera derrota del Real Madrid de Ancelotti, labrada en una desconexión blanca tras el descanso y la brillante aparición del Levante. El matagigantes del pasado año sobrevivió a un mal primer tiempo y endosó tres tantos al Madrid en media hora magnífica, reflejo de su potencial. Habría vencido de no acudir el discutido Vini al rescate con dos golazos. A lo Mbappé.

Al igual que la pasada temporada las posibilidades del Real Madrid reposaban en la aportación de la segunda unidad y en ataque no alcanzó, las opciones en la presente descansan por el momento en el retorno de Bale y Hazard. Al menos es lo que desprende la apuesta de Ancelotti, que conoce bien las opciones de ambos y aterrizó limpio de prejuicios. Así que el chiste del verano, los ‘fichajes’ son Gareth y Eden, se hizo carne en el 0-1, originada por Hazard en el costado izquierdo y remachada por Bale dentro del área, tras arrancada y pausa de Benzema.

Conviene también subrayar el pase de Alaba, en profundidad, templado, imposible de ver en un lateral tradicional. Es lo que tiene contratar a un multiusos con clase.

En cualquier otra circunstancia, el gol tempranero habría deshinchado al adversario. No ocurrió en el nuevo Ciutat, tan espectacular como su equipo, repleto de buenos futbolistas que cuidan la pelota. Melero y Campaña son perfectos para lanzar a De Frutos, Morales y Roger, aunque si no tienen el día en el pase, les cuesta. Fue un poco lo que ocurrió, porque el Levante reaccionó con energía pero no produjeron nada por la falta de precisión en torno al área de Courtois.

Ah, por cierto, en el chiste del verano también se incluía a Isco, apuesta de Ancelotti desde la pretemporada. Pues bien, en el minuto 20 empezó a jugar el malagueño y la superioridad blanca fue incontestable, ordenando el juego y rentabilizando tanto la buena presión como los errores granotas en la salida desde atrás. Jugó bien el Madrid, a ratos muy bien, agobiando a un rival estimable hasta hacerle pedir la hora antes del descanso, pero no generó mucho peligro. Un golpe franco envenenado de Bale que se marchó junto al palo y un robo de Isco que desembocó en Hazard sin que el belga resolviera con diligencia fue lo más potable en ese tramo de monólogo visitante.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5