viernes, 15 octubre 2021
25.8 C
Tegucigalpa
Inicio ACTUALIDAD Boris Johnson reclama "reescribir" el Protocolo de Irlanda

Boris Johnson reclama “reescribir” el Protocolo de Irlanda

El “premier” Boris Johnson ha reclamado “cambios sustanciales” en el Protocolo de Irlanda y ha recordado a Bruselas que sigue considerando la posibilidad de activar el artículo 16, y renunciar unilateralmente al punto más conflictivo del Acuerdo del Brexit por la situación crítica creada en Irlanda del Norte.

El Gobierno británico insiste en que no busca una “renegociación”, sino un “nuevo equilibrio” y en todo caso una manera más flexible de aplicarlo. Los analistas consideran que las peticiones de Londres -contenidas en un “documento marco” de 28 páginas que ha sido presentado en el Parlamento- equivalen a una “reescritura” del Protocolo, incluido el devaluado papel de las instituciones y los tribunales europeos en su gobernanza.

“El Protocolo ha fallado a la hora de cumplir sus objetivos y no podemos ignorar las dificultades políticas, económicas y sociales que está creando en Irlanda del Norte”, advirtió el miércoles David Frost, jefe negociador del Gobierno británico, durante su intervención en Westminster. “Por eso necesitamos un nuevo enfoque, basado en la negociación y en la busca de un nuevo consenso”.

“El Protocolo no está funcionando, así de simple”, recalcó por su parte el secretario para Irlanda del Norte Brandon Lewis. “Hemos visto cómo el comercio de está desviando, las cadenas de suministro se ven interrumpidas y los costes están subiendo por la burocracia cada vez mayor. Todo esto está teniendo un considerable efecto en la vida de los norirlandeses”.

Según el Gobierno británico, un total de 200 productores de Gran Bretaña han dejado de abastecer a Irlanda del Norte por los crecientes problemas y controles, que han afectado seriamente a los suministros de los supermercados. Londres alega que el 20% de los controles de la UE para productos derivados de animales se efectúan hoy por hoy en Belfast.

El Protocolo estipula que Irlanda del Norte siga alineada después del Brexit con las reglas del mercado único, para evitar precisamente la vuelta a un frontera dura interior con la República de Irlanda. A cambio, se ha creado lo más parecido a una aduana interior en el Mar del Norte, con la creación de controles la UE en los puertos noriralendeses.

La oposición laborista ha criticado duramente al Gobierno Johnson por su actitud hacia el Ulster en todo el proceso negociador del Brexit. “El país se pregunta: ¿estamos actuando de mala fe o se trata de simple incompetencia?”, declaró la portavoz laborista para Irlanda del Norte, Louise Haigh. “El enfoque del problema ha sido rocambolesco desde el principio; lafalta de honestidad, la imprudencia y la ineptitud tienen un precio. Y han servido para encender las llamada de inestabilidad”.

Los problemas causados por el Protocolo están detrás de los disturbios del pasado mes de abril en Belfast que causaron heridas a 70 policías, en enfrentamientos entre unionistas y republicanos. La situación ha creado también una grave crisis política, con la dimisión de la ministra principal, Arlene Foster, y las graves divisiones dentro del Partido Democrático Unionista (DUP).

El nuevo líder del DUP, Jeffrey Donaldson, hasta ahora muy crítico con el Gobierno Johnson, celebró sin embargo “el paso significativo” con la presentación del documento marco. “El Gobierno ha aceptado que el Protocolo es insostenible”, alegó Donaldson. “No nos hemos cansado de destacar cómo la creación de una frontera en el Mar de Irlanda ha sido injuriosa para todos los aspectos de la vida en Irlanda del Norte. Lo que necesitamos es un renegociación apropiada”.

Londres y Bruselas han fijado la fecha del 30 de septiembre como límite para intentar llegar a un acuerdo sobre los puntos conflictivos del Protocolo. “Tenemos que ir al corazón del problema porque las soluciones temporales no bastan”, concluyó David Frost, en referencia a la reciente extensión del “período de gracia” para el comercio de productos cárnicos congelados que puso provisionalmente fin a la así llamada “guerra” de las salchichas.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5