domingo, 17 octubre 2021
19.1 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Qué pasará con la fundación de Bill y Melinda Gates si no...

Qué pasará con la fundación de Bill y Melinda Gates si no logran resolver sus diferencias en los próximos dos años

Bill Gates y su ex esposa Melinda French se han referido a la fundación que crearon juntos como su “cuarto hijo”. Como en cualquier divorcio, si los hijos de la pareja son menores, se suele discutir sobre la tenencia de los niños. En este caso, si en los próximos dos años Bill y Melinda no consiguen encontrar una forma de trabajar juntos, el cofundador de Microsoft obtendrá la custodia completa de la Fundación Bill y Melinda Gates.

Ese fue uno de los anuncios realizados este miércoles por el director ejecutivo de la fundación, Mark Suzman“Han acordado que si después de dos años alguno de los dos decide que no pueden seguir trabajando juntos, Melinda dimitirá como copresidenta y fideicomisaria”, dijo en un mensaje a los empleados de la organización, de acuerdo a The New York Times. Si eso ocurre, Melinda “recibirá recursos personales de Bill para su labor filantrópica”, aparte de la dotación de la fundación, agregó. El anuncio de Suzman eclipsó la inyección de 15.000 millones de dólares adicionales en recursos.

El divorcio y el dinero en juego ponen de manifiesto la extraña mezcla de trascendencia pública de la fundación en materias como salud, reducción de la pobreza e igualdad de género, con los asuntos privados de la pareja de filántropos. La fundación estudia añadir más socios fuera de su círculo cercano, lo que significa un paso hacia una mejor administración.

Cuando anunciaron su divorcio en mayo, Bill y Melinda remarcaron la importancia del trabajo realizado por la fundación y aseguraron que seguirían “compartiendo la creencia en esa misión”. En el anuncio de este miércoles, ambos se hicieron eco de sus pensamientos. “Estos nuevos recursos y la evolución de la gobernanza de la fundación sostendrán esta ambiciosa misión y el trabajo vital durante los próximos años”, dijo Bill en un comunicado, según The New York Times.

Por su parte, Melinda subrayó la importancia de ampliar el directorio“Estos cambios en el gobierno aportan una mayor diversidad de perspectivas y experiencia a la dirección de la fundación”, aseguró, de acuerdo a The New York Times. “Creo profundamente en la misión de la fundación y sigo plenamente comprometida como copresidenta con su labor”, agregó.

Con el anuncio de este miércoles, ahora se sabe que, si la pareja no logra resolver sus diferencias, será el cofundador de Microsoft quien mantendrá el control de la fundación, ya que se la compraría a su ex esposa. Se desconoce cuánto le correspondería a ella si se llega a esa situación.

Hace menos de un año, la Fundación Bill y Melinda Gates estaba dirigida por Bill, su padre, Melinda y el empresario multimillonario Warren Buffett. Se trataba de una enorme concentración de poder para la fundación privada más grande del mundo.

La reestructuración anunciada este miércoles podría iniciar el proceso para hacer que la fundación responda mejor a las personas a las que su misión pretende ayudar y afloje el control que sus fundadores han mantenido durante más de dos décadas, según The New York Times.

Los cambios en la Fundación Gates reflejan las tensiones existentes en la mundo de la filantropía, que ponen de un lado los deseos de los donantes ricos y poderosos que aportan millones de dólares y por otro a las organizaciones sin ánimo de lucro que utilizan esos fondos para alimentar, albergar y tratar a los más necesitados.

Dos ex miembros importantes de la Fundación Gates solicitaron unas semanas después del anuncio de divorcio que se ampliara el consejo, incluyendo “un presidente que no sea el director general de la fundación, ni el fundador, ni un familiar del fundador”, según The New York Times.

“Dado que los fundadores reciben un importante beneficio fiscal por sus donaciones, los activos que el directorio supervisa deberían considerarse como pertenecientes al público, y el directorio debería rendir cuentas con un estándar de cuidado fiduciario”, dijeron Alex Friedman, ex director financiero, y Julie Sunderland, ex directora del Fondo de Inversión Estratégica de la fundación.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5