viernes, 30 julio 2021
26.9 C
Tegucigalpa
Inicio ACTUALIDAD Boris Johnson suprime el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento social...

Boris Johnson suprime el uso obligatorio de mascarillas y el distanciamiento social desde el 19 de julio

El ‘premier’ Boris Johnson ha anunciado la supresión del uso obligatorio de las mascarillas y del distanciamiento social ante el Covid a partir del 19 de julio, pese a reconocer que el número diario de casos puede seguir creciendo hasta alcanzar los 50.000 en el plazo de dos semanas (27.334 casos se registraron en las últimas 24 horas). Ese mismo día acabará el cerrojazo de los clubs nocturnos, en una de las reaperturas más radicales de toda Europa, en contraste con la cautela de los últimos meses.

Johnson instó a los británicos a “aprender a vivir con el Covid” y apeló a la “responsabilidad personal” de sus compatriotas. “Debemos encontrar un nuevo equilibrio”, agregó el ‘premier’. “Este es el momento de abrirse, en verano, al inicio de las vacaciones y con las escuelas a a punto de cerrarse ¿Si no es ahora, cuándo? La alternativa sería mantener las restricciones hasta el próximo año”.

El líder conservador recordó que el Reino Unido es hoy por hoy -junto con Malta- el país europeo con un mayor porcentaje de la población vacunada: el 85% ha recibido la primera dosis y el 67% la pauta completa, con el objetivo de llegar al total de la población adulta a mediados de septiembre.

Jonhson se defendió ante las críticas expresadas por algunos de los científicos que asesoran al Gobierno, que han advertido de los riesgos de un levantamiento de las restricciones en plena tercera ola causada por la propagación de la variante “delta” o india. Varios alcaldes han declarado también que es “prematuro y temerario” levantar el uso obligatorio de la mascarilla en el transporte público”, y la mayoría de los británicos sigue siendo partidario de su uso.

“Yo llevaría una mascarilla en un lugar cerrado donde haya mucha gente, y el Gobierno va seguir pidiendo a la gente que siga esas recomendaciones, pero sin necesidad de convertirlas en un dictado”, explicó Johnson, que recalcó que no quiere que los británicos piensen que este es el fin del Covid. “Seguimos avanzando con cautela, pero estamos ante una nueva aproximación: vamos a pedir a la gente que use el buen juicio para protegerse del virus”.

UN CAMBIO IMPULSADO POR SAJID JAVID

El giro del Gobierno Johnson está directamente relacionado con la llegada de Sajid Javid a la secretaría de Salud, tras el escándalo que le costó el puesto a Matt Hancock. Javid quiere que los británicos vacunados con pauta completa puedan irse en dos semanas de vacaciones a países en la lista ámbar como España sin el rigor de la cuarentena a la vuelta (el anuncio se hará probablemente a lo largo de la semana).

El nuevo responsable de Sanidad pretende acabar también con la cuarentena obligatoria de los vacunados que hayan podido estar en contacto con un caso positivo de Covid (como ocurre estos días con Kate Middleton). Javid quiere poner fin a las “burbujas” de autoaislamiento para casos detectados en las escuelas y a la obligatoriedad de “fichar” con códigos QR en los pubs y restaurantes.

“Tenemos que aprender a aceptar el Covid y encontrar la manera de hacerle frente, como hemos hecho con la gripe”, escribió Javid en su tarjeta de presentación en The Mail On Sunday, anticipando el levantamiento de las últimas restricciones en dos semanas.

El anuncio de Javid provocó la reacción airada de científicos del grupo SAGE que asesora al Gobierno. Entre ellos, el profesor Stephen Reicher, de la Universidad de St. Andrews: “Da miedo tener un secretario de Salud que piensa que el Covid es como la gripe, y que no está preocupado por los niveles de infección”.

“Permitir la trasmisión desde la base social es como crear factorías de variantes con una gran rapidez”, advirtió por su parte la profesora Susan Michie, en un blog publicado por la Asociación Médica Británica, cuestionando la “llamada la responsabilidad individual de Javid”.

Otros expertos apuntan sin embargo que, aunque el número de infecciones se ha vuelto a disparar a los niveles de finales de enero, las muertes por coronavirus son notablemente menores (15 en el último parte diario) y los ingresos en los hospitales también se mantienen a niveles manejables, en contraste con el desbordamiento experimentado en la segunda ola.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

Top 5 de HCH