viernes, 30 julio 2021
28 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Posponer dosis de AstraZeneca generaría más inmunidad, según la Universidad de Oxford

Posponer dosis de AstraZeneca generaría más inmunidad, según la Universidad de Oxford

Los resultados preliminares indican que al posponer -hasta en 45 semanas- las segundas y terceras dosis del preparado produciría respuestas inmunitarias mucho más altas contra el SARS-CoV-2. Sin embargo, descartaron la necesidad de administrar inyecciones de refuerzo.

Una investigación de la Universidad de Oxford sobre la vacuna Oxford-AstraZeneca COVID-19 encontró que una brecha más larga de hasta 45 semanas entre la primera y la segunda dosis aún producía una fuerte respuesta inmune, y una tercera dosis de refuerzo puede conducir a un aumento sustancial de anticuerpos.

Los hallazgos preliminares se publicaron en una primera versión, que aún no se ha publicado ni revisado por pares.

Treinta voluntarios recibieron una segunda dosis retrasada de la vacuna Oxford-AstraZeneca hasta 45 semanas después de la primera. El Reino Unido actualmente recomienda un intervalo de 12 semanas entre las dosis de la vacuna COVID-19.

En el estudio, una dosis retrasada de la vacuna contra el COVID-19 se relacionó con niveles más altos de anticuerpos, lo que podría tranquilizar a las áreas que quieren retrasar las segundas dosis debido al suministro limitado.

La investigación también encontró que una tercera dosis administrada seis meses después de la segunda ofrecía un refuerzo de protección contra el COVID-19. Esa respuesta inmune incluye a las variantes, aunque no está claro si serán necesarias dosis de refuerzo.

El estudio también incluyó a 90 personas que recibieron una tercera dosis de 44 a 45 semanas después de la serie primaria. También encontró que había niveles de anticuerpos incluso más altos que la respuesta 28 días después de la segunda dosis y respuestas mejoradas de las células T.

Muchos países han experimentado escasez de dosis de la vacuna COVID-19. Esto ha causado preocupación por la duración de los retrasos que algunas personas pueden experimentar entre su primer y segundo pinchazo.

El profesor Andrew Pollard, investigador principal del ensayo de la vacuna de la Universidad de Oxford, dio explicaciones en un comunicado de prensa. “Esto debería ser una noticia tranquilizadora para los países con menor suministro de la vacuna, que pueden estar preocupados por los retrasos en el suministro de segundas dosis a sus poblaciones. Hay una excelente respuesta a una segunda dosis, incluso después de un retraso de 10 meses desde la primera”.

Hablando en una conferencia de prensa el lunes, la profesora asociada Teresa Lambe, autora principal del estudio, dijo que con un “intervalo prolongado de 15 a 25 semanas e incluso de 44 a 45 semanas entre la dosis uno y la dosis dos, se obtiene una fuerte producción de anticuerpos“.

Pollard también dijo en la sesión informativa que actualmente no cree que haya necesidad de inyecciones de refuerzo de las vacunas COVID-19 en el Reino Unido.

Hoy no hay indicios de que necesitemos refuerzos. Es algo en lo que debemos seguir mirando los datos y tomar decisiones a medida que pasan los meses, sobre si la protección que tenemos se ha perdido”, dijo.

Noticias Relacionadas

Top 5 de HCH