jueves, 5 agosto 2021
29.4 C
Tegucigalpa
Inicio ACTUALIDAD Nueve son las variantes preocupantes del nuevo coronavirus en el mundo

Nueve son las variantes preocupantes del nuevo coronavirus en el mundo

Han sido designadas como variante en investigación por Public Health England debido a su expansión internacional y varias “mutaciones notables”. Aquí, un resumen de todas las variantes y mutaciones del coronavirus.

Alfa

Conocida originalmente como B.1.1.7, se identificó por primera vez en septiembre de 2020, en el condado de Kent, en el Reino Unido. Esta variante es altamente transmisible ya se ha detectado en más de 80 países.

Beta

Vista por primera vez en Sudáfrica, esta variante tiene la mutación E484K, que está relacionada con el escape inmunológico, y la mutación N501Y, que se sospecha ayuda a que otras variantes sean más contagiosas. Se ha demostrado que es un 50% más transmisible y evade el tratamiento con anticuerpos monoclonales duales de Lilly, pero no otros. Los análisis de sangre y el uso en la vida real sugieren que puede infectar a personas que se han recuperado del COVID-19 y también a personas que han sido vacunadas contra la enfermedad.

Gamma

Nombrada inicialmente como P.1, fue vista por primera vez en Brasil, también tiene las mutaciones E484K y N501Y, con más de 30 más. Se ha demostrado que elude los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly, pero no uno fabricado por Regeneron. Los análisis de sangre muestran que podría escapar a las respuestas inmunitarias tanto naturales como provocadas por la vacuna.

Delta

La cepa B.1,617.2, oficialmente conocida como la variante delta del nuevo coronavirus, apareció en la India y fue la cuarta en ser declarada como preocupante por la OMS. Los expertos ahora creen que la variante Delta es probablemente más transmisible.

Matt Hancock, el secretario de Salud del Reino Unido, dijo el fin de semana que la variante es alrededor de un 40% más transmisible que la variante alfa, anteriormente dominante, que ya era más transmisible en comparación con la forma original del virus. La evidencia preliminar sugiere que la variante Delta podría causar un mayor riesgo de hospitalización en comparación con la Alfa, según Public Health England (PHE).

Épsilon

Son dos variantes: B.1.427 y B.1.429. Fueron identificadas por primera vez en California. Tienen la mutación L452R. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) dicen que son aproximadamente un 20% más transmisibles y pueden resistir en parte los efectos del tratamiento con anticuerpos monoclonales de Lilly. Los análisis de sangre sugieren que podría volver a infectar a las personas que han sido vacunadas contra el COVID-19 o que se han recuperado, pero eso aún no se ha demostrado en la vida real.

Lambda

La variante lambda fue clasificada como de interés por la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 14 de junio. Se identificó por primera vez en agosto de 2020, y se cree que su origen está en Perú.Lambda se ha detectado en 29 países, y muchos de ellos se encuentran principalmente en América Latina, según la OMS.Actualmente no hay evidencia de que la variante Lambda cause una enfermedad más grave o haga que las vacunas contra el coronavirus actuales del Reino Unido sean menos efectivas, agregó PHE. Hasta la fecha, se han identificado seis casos de lambda en todo el Reino Unido, todos relacionados con viajes al extranjero.

Zeta

Circulando en Brasil desde abril de 2020, esta variante también lleva la preocupante mutación E484K y no se ha encontrado ampliamente en todo el mundo.

Eta

Vista por primera vez en el Reino Unido y Nigeria, esta variante del nuevo coronavirus porta la mutación E484K. Se ha encontrado en menos del 1% de las muestras analizadas en Estados Unidos. Esa vigilancia está incompleta. Semanas atrás, la directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dijo que Estados Unidos ahora está secuenciando aproximadamente el 8% de los aproximadamente 450.000 casos semanales de COVID-19 en el país.

Iota

Vista por primera vez en Nueva York, en noviembre pasado, esta variante –antes conocida como B.1.526– tiene lo que se llama una mutación 484, un cambio en la parte del virus llamada proteína S, que es la estructura nudosa que sobresale de la superficie del virus. El cambio, en una región llamada dominio de unión al receptor, hace que el virus se adhiera más fácilmente a las células que infecta y también hace que el virus sea menos reconocible para el sistema inmunológico.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

Top 5 de HCH