miércoles, 27 octubre 2021
24.1 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES Dembélé será operado y estará de baja cuatro meses

Dembélé será operado y estará de baja cuatro meses

El Barça confirmó este martes por la tarde en un escueto comunicado que Dembélé, lesionado en el Hungría-Francia disputado en Budapest el pasado sábado, volverá a pasar por el quirófano. “Tras las pruebas realizadas esta mañana al jugador Ousmane Dembélé, se ha confirmado que tiene una desincersión del tendón del bíceps en la rodilla derecha que necesitará tratamiento quirúrgico, De este modo, se confirma el adiós del jugador francés en la Eurocopa 2020, tal y como anunció este lunes la selección francesa”, explicó el Barça en una nota que ratificó las esperaradas malas noticias.

Según explicó L’Equipe, Dembélé estará cuatro meses de baja. Otro palo para el francés, que estaba ante un verano decisivo porque termina contrato en junio de 2022 y debía renovar o ser traspasado. La lesión descarta la venta del Barça, pero también abre un nuevo escenario en la renovación, porque es obvio que el club incluirá en su oferta al francés de cristal la variable de partidos. Después de una temporada en la que había jugado con cierta continuidad (44 partidos, 11 goles), llega otro palo para Dembélé. Uno más. Veremos si es capaz de levantarse.

Si el Barça quiere mirarlo con buenos ojos, la nueva lesión de Dembélé puede facilitarle un nuevo plan de renovación en el que, obviamente, entren a formar una parte importante las variables. Si el jugador quiere ganar más dinero, deberá jugar mucho más de lo que ha hecho en sus primeras cuatro temporadas en el Barça, tres de las cuales se las ha pasado en blanco. El Barça tenía en sus planes de mercado vender a Dembélé o Griezmann. Tachado Dembélé de la ecuación, los ojos miran a Griezmann, que una vez más está rindiendo bien con Francia. El problema es que el Principito no quiere moverse de la Ciudad Condal…. Otra vez Dembélé como problema para el Barça.

“Hago mucho trabajo de prevención de lesiones. Me alegro de haberme librado de las ellas esta temporada. Era mi prioridad poder continuar tras tres temporadas difíciles a este nivel. Quería jugar y empezar a ser importante en el Barcelona. Pero todavía sé que puedo hacerlo mucho mejor. Me gustaría ser más decisivo. Marcar más goles y dar más asistencias, eso es lo que se le pide a un delantero”, había dicho a principios de junio Dembélé en L’Equipe. Estaba tan de buen humor los últimos meses que había desvelado que, cuando Koeman lo colocó como delantero centro en los partidos ante el Sevilla (0-2 en el Sánchez Pizjuán y remontada en la Copa del Rey con golazo incluido), en el vestuario le llamaban “Etoo”. Pero las buenas noticias no han durado mucho para Dembélé, que se ve fuera de otra gran competición y no es capaz de terminar una temporada sin una lesión grave. Desde que llegó al Barça, en el curso 2017-18, no ha habido curso en el que no haya tenido que parar por un periodo prolongado. Esta temporada había jugado 44 partidos, con 11 goles y cinco asistencias. En el Barça había preocupación por su actitud a la hora de negociar la renovación. La tortilla se dado la vuelta de nuevo. Dembélé, siempre un problema.

Noticias Relacionadas

TOP 5