jueves, 2 diciembre 2021
16.2 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES El Castellón se hunde en el descenso tras perder en Zaragoza

El Castellón se hunde en el descenso tras perder en Zaragoza

El Castellón ha cogido la racha mala en el momento más inoportuno. Cuando tuvo la oportunidad de alejarse del descenso no la supo aprovechar y ahora que está metido de lleno no encuentra la forma de escapar.

Al contrario, se hunde cada vez más después de perder en Zaragoza y encadenar la tercera derrota consecutiva y cinco jornadas sin ganar, recuperando además su peor versión.

El fútbol y el Castellón no se entienden esta temporada. El equipo albinegro ha sacado adelante partidos en los que hizo lo justo o menos para ganar -ahí está esa victoria ante el Oviedo sin tirar a portería- y, en cambio, cuando ha intentado ser algo más ambicioso, la fortuna le ha dado la espalda. Le pasó en Cartagena, le pasó contra la Ponferradina, y volvió a ocurrir en el arranque de la Romareda, donde empezó con buenas sensaciones y con lo que parecía un plan claro.

Fueron esperanzadores los diez primeros minutos de los albinegros, bien plantados en el terreno de juego, estirándose hacia arriba para estorbar la salida del Zaragoza con una presión alta y merodeando la portería maña.

Garrido sorprendió con un par de cambios en un once del que desaparecieron Iago Indias y Señé para dar entrada a Delgado y Gus. Más esperado era que César Díaz fuera el escogido para sustituir al lesionado Jorge Fernández, a quien sus compañeros lanzaron un grito de ánimo con las camisetas con que saltaron al césped.

Estaba, pues, el Castellón con ganas de ser protagonista en el partido, provocando acciones a balón parado sobre la portería contraria con sus recuperaciones y con un Arturo especialmente activo moviéndose por detrás de Ortuño cuando el Zaragoza golpeó en la primera que tuvo.

Fue la primera vez que los maños cogieron al equipo de Garrido descolocado, tras una pérdida en zona de tres cuartos que los maños transformaron de repente en un contragolpe letal. Francho condujo hacia el área y se apoyó en Narváez antes de romper el partido con un sensacional derechazo que se coló por toda la escuadra, imposible para Óscar.

El gol trastocó los planes del Castellón, que volvió a sacar su cara más gris, y cambió el guion del partido, en el que el equipo de Juan Ignacio Martínez empezó a tener más protagonismo y a encontrar más vías por las que generar peligro, sobre todo por las incorporaciones por banda derecha y los envíos al área que no encontraban rematador. A los albinegros, en cambio, ya no se les veía tan convencidos a la hora de presionar y no encontraban la forma de llegar arriba si no era en acciones a balón parado que tampoco conseguían rentabilizar. Cortesía

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5