25.8 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Los restos de un cohete chino fuera de control podrían estrellarse pronto...

Los restos de un cohete chino fuera de control podrían estrellarse pronto contra la Tierra. ¿Cuán peligroso es realmente?

El gran cohete chino que está fuera de control y que regresará a la atmósfera de la Tierra este fin de semana ha provocado una situación alarmante pero no sin precedentes.

Los desechos espaciales se han estrellado contra la Tierra en varias ocasiones, incluso el año pasado.

La buena noticia es que los restos que caen hacia la Tierra, aunque son inquietantes, generalmente representan muy poca amenaza para la seguridad personal. Como dijo a CNN Jonathan McDowell, astrofísico del Centro de Astrofísica de la Universidad de Harvard: «Este no es el fin de los días».

Aún así, el episodio ha generado nuevas preguntas sobre los desechos espaciales, el reingreso incontrolado y las precauciones que se deben tomar, si las hay.

¿Con qué frecuencia chocan los desechos espaciales sin control contra la Tierra?

La mayoría de las piezas arderán en la atmósfera de la Tierra antes de tener la oportunidad de impactar en la superficie. Pero partes de objetos más grandes, como cohetes, pueden sobrevivir al reingreso y potencialmente llegar a áreas pobladas.

El año pasado, una de las piezas más grandes de desechos espaciales sin control pasó directamente sobre Los Ángeles y Central Park en la ciudad de Nueva York antes de aterrizar en el Océano Atlántico.

Con un peso de casi 20 toneladas, los restos –un segmento del núcleo vacío de un cohete chino- fue el trozo de basura espacial más grande que cayó sin control a la Tierra desde 1991 y el cuarto más grande de la historia.

Las únicas piezas más grandes fueron de la estación espacial Skylab de la NASA en 1979, una sección del cohete Skylab en 1975 y la estación espacial Salyut 7 de la Unión Soviética en 1991. El transbordador espacial Columbia de 2003 podría agregarse a esa lista ya que la NASA perdió el control en su descenso de regreso a la Tierra.

Esto no sucede con más frecuencia porque las agencias espaciales de todo el mundo generalmente han tratado de evitar dejar grandes objetos en órbita que tienen el potencial de volver a entrar en la atmósfera de la Tierra y que no pueden controlar.

«Se han establecido normas», dijo McDowell. «No hay una ley o regla internacional, nada específico, pero la práctica de países de todo el mundo ha sido: ‘Sí, para los cohetes más grandes, no dejemos nuestra basura en órbita de esta manera’».

El cohete chino se prepara para volver a la atmósfera de la Tierra este fin de semana, sin embargo, está diseñado de una manera que «deja estas grandes secciones en órbita baja», dijo McDowell.

«Realmente no es la mejor práctica en comparación con lo que hacen otras agencias espaciales. Hacen todo lo posible para evitar hacer esto».

¿Cuánta basura flota en el espacio?

Mucha.

Sobre nosotros hay una nube de más de 9.000 toneladas de basura espacial, equivalente al peso de 720 autobuses escolares.

Esto equivale a cientos de miles, posiblemente millones, de objetos girando en órbita sin control, incluidos cohetes propulsores gastados, satélites muertos y residuos de demostraciones militares de misiles antisatélites.

La basura espacial está muy concentrada en las áreas de la órbita más cercanas a la superficie de la Tierra. Y, aunque no representa un gran riesgo para los humanos, sí amenaza a una gran cantidad de satélites activos que brindan todo tipo de servicios, incluido el seguimiento del tiempo, el estudio del clima de la Tierra y la prestación de servicios de telecomunicaciones.

Los escombros también amenazan a la Estación Espacial Internacional, donde han vivido tripulaciones de astronautas desde el año 2000 y que tuvo que ajustar su propia órbita varias veces el año pasado debido a los residuos espaciales.

«Hace apenas unos años, teníamos alrededor de mil satélites en funcionamiento en órbita, y ahora tenemos más de 4.000», dijo McDowell. «Hablamos de la era espacial y pensamos en la década de 1960, pero ahora realmente comienza la era espacial».

Para complicar el problema, los expertos en tráfico espacial todavía no tienen un mapa completamente exacto de los objetos que orbitan la Tierra.

Las posibles colisiones se rastrean utilizando sensores gubernamentales y privados en el suelo que intentan identificar exactamente dónde se encuentra todo, pero el proceso, al menos por ahora, implica muchas conjeturas.

Noticias Relacionadas

Top 5 de HCH