17.3 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Manifestantes vuelven a calles de Myanmar pese a represión

Manifestantes vuelven a calles de Myanmar pese a represión

Este domingo se produjo el sepelio de las más de cien víctimas que provocaron los disparos de los militares el sábado.

Los manifestantes contra la junta militar de Myanmar volvieron a las calles este domingo, mientras se realizaban los funerales de las más de 100 víctimas que provocó la represión de las fuerzas de seguridad el sábado 28 de marzo.

Este día es señalado como el más sangriento desde el inicio de las protestas contra el golpe de Estado perpetrado por el ejército en esa nación del sureste asiático el 1 de febrero pasado.

Los ataques contra la ciudadanía dejaron un saldo de 102 víctimas mortales, aunque medios de prensa dan a conocer que hubo al menos 114 fallecidos a causa de disparos.

Entre las víctimas hay al menos cuatro niños de entre cinco y 15 años. También se informó de un niño de un año herido por una bala de goma mientras jugaba fuera de su casa, así como de personas heridas por disparos mientras permanecían dentro de sus hogares.

Algunos reportes señalan que muchas víctimas son jóvenes que muestran heridas de bala en la cabeza y en la espalda, lo cual desmiente la afirmación de las fuerzas de seguridad de que no emplean munición real y apuntan por debajo de la cintura.

Según la Asociación de Asistencia a Presos Políticos (AAPP), ahora el número de decesos causados por el accionar de las fuerzas de seguridad contra los manifestantes asciende a 423.

De acuerdo con medios locales, se llevaron a cabo procesiones en ciudades como Rangún, Meiktila, Monywa y Mandalay. Pese al carácter pacífico de estos actos, se reportaron nuevos incidentes de represión que han dejado un fallecido y dos heridos.

También se reportó un ataque con granadas por hombres armados del régimen golpista, aunque en este caso no se precisa si hubo heridos o víctimas mortales.

En mensaje difundido a través de la red social Twitter, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas, António Guterres, condenó los asesinatos de civiles. Diversas naciones también emitieron declaraciones reprobatorias.

Las matanzas del sábado en todo el país, cometidas por policías y soldados, coincidieron con la celebración por el Ejército del Día de las Fuerzas Armadas y con un desfile castrense por la fecha, realizado en la capital, Nayipidó.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -