25 C
Tegucigalpa
Inicio DEPORTES Revolución en Brasil con la nueva norma de los entrenadores

Revolución en Brasil con la nueva norma de los entrenadores

Quizás alguna vez se hayan planteado por qué existe un mercado de fichajes, en invierno y en verano, en el que los clubes pueden fichar libremente a jugadores de cualquier rincón del planeta pero solo durante unos meses determinados. Entre los miles de argumentos que se podrían ofrecer, algunos de ellos son el quitar poderío a las potencias económicas o ayudar a la identificación de un aficionado con un equipo que se mantendrá lineal en los meses posteriores. Quizás se les haya pasado por la cabeza también cuál es el motivo por el cual sí hay plena libertad a la hora de firmar y despedir entrenadores, cuando los futbolistas sí están más limitados por los contratos.

Pues bien, el Brasileirao ha tomado una decisión histórica con respecto a este tema, que bien podría servir como referencia para el panorama del fútbol mundial. Este miércoles aprobaron una nueva normativa, que cambia el deporte tal y como se conoce a día de hoy. Por once votos a favor y nueve en contra, se escribe una regulación diferente con respecto a los entrenadores: los clubes solo podrán firmar a dos técnicos por temporada.

De este modo, si un club decide despedir a un entrenador, sí podrá contratar a otro en su reemplazo, pero hasta ahí. Ese nuevo técnico ya tendrá que ser el último de la temporada. Por el momento, eso sí, se han reservado un matiz en caso de que las situaciones sean drásticas: si un club echa a sus dos técnicos autorizados, se le permitirá siempre y cuando se quede al mando un interino en formación. Una apuesta que, desde luego, sería arriesgada, ya que le darían el mando a una persona no experimentada y no tendrán ya margen alguno para cambiar el rumbo.

Esta medida ayuda a consolidar proyectos. Un mal arranque, por ejemplo, de cinco o seis partidos consecutivos sin conocer la victoria es, a día de hoy, un riesgo extremo para los técnicos. En Brasil, a partir de ahora, será un excesivo riesgo para… los clubes. Despedir a un entrenador nada más arrancar la campaña, por muy mal que esta haya comenzado, implicaría darle el control del vestuario a otro profesional hasta el final de la temporada, sin posibilidad de error. Por ello, todo apunta a que cada decisión de este calado implicará una reflexión mucho más profunda y una valoración de lo que hay en juego.

¿Cómo sería en España?

En LaLiga Santander existe una tradición firme con el paso de los años de dar continuidad a los proyectos y no tomar decisiones precipitadas. Que se lo digan a Simeone, eterno en el Atlético, o a José Luis Mendilibar. De este último hace unas semanas el Eibar emitió un comunicado oficial respaldándole. Otros como Sergio González, Jagoba Arrasate o Paco López han sido cuestionados a lo largo de la temporada. Con ellos, sus equipos han cumplido todos sus objetivos años atrás. Finalmente, sus respectivos clubes confiaron en su continuidad, pese a que pasaran por un pequeño bache. ¿Estarían en tela de juicio con esta normativa?, ¿habría salido Lopetegui del Real Madrid?, ¿y Valverde del Barcelona? Y, sobre todo, ¿se aprobaría esta norma en España? Y ustedes, ¿están de acuerdo con su implementación? Voten abajo.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -