20 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES Razones por lo que la vacuna falló en Europa: según expertos

Razones por lo que la vacuna falló en Europa: según expertos

Las llamadas comenzaron en diciembre, cuando Estados Unidos se preparaba para administrar sus primeros lotes de la vacuna para la COVID-19. Ya entonces estaba claro que la Unión Europea llevaba unas semanas de retraso, y sus dirigentes querían saber qué podían aprender de sus homólogos estadounidenses.

Las preguntas del presidente Emmanuel Macron de Francia, de la presidenta Ursula von der Leyen de la Comisión Europea, y de Alexander De Croo, el primer ministro de Bélgica, eran las mismas.

¿Cómo lo hicieron?”, recordó Moncef Slaoui, el zar de las vacunas de Estados Unidos, que le preguntaron en las llamadas. “¿Y qué crees que pasamos por alto?”.

Desde entonces, la brecha en la vacunación entre Europa y Estados Unidos no ha hecho más que aumentar, y algunos de los países más afectados al principio de la pandemia se enfrentan a una tercera ola mortal de infecciones. Francia, amplias zonas de Italia y otras regiones vuelven a estar confinadas. Unos 20.000 europeos mueren de COVID-19 cada semana.

El continente sufrió un nuevo revés cuando el temor a los coágulos sanguíneos y las hemorragias cerebrales llevó a varios países a suspender temporalmente la distribución de la vacuna de AstraZeneca. La mayoría de ellos reanudaron su uso el viernes, después de que el principal regulador europeo de medicamentos avalara su seguridad, pero la confianza del público en la inyección se ha visto muy afectada.

La salvación de la vacuna sigue siendo, por ahora, una tentadora pero aún lejana posibilidad. Solo un diez por ciento de los europeos ha recibido la primera dosis, frente al 23 por ciento en Estados Unidos y el 39 por ciento en Gran Bretaña.

No hay un único culpable. Más bien, una sucesión de pequeñas decisiones ha provocado retrasos cada vez más prolongados. El bloque fue comparativamente lento en la negociación de contratos con los fabricantes de medicamentos. Sus organismos reguladores fueron cautelosos y deliberativos a la hora de aprobar algunas vacunas. Europa también apostó por vacunas que no dieron resultado o tuvieron interrupciones en el suministro de manera significativa. Y los gobiernos nacionales obstaculizaron los esfuerzos locales con papeleo burocrático.

Pero la mayor explicación, la que ha perseguido al bloque durante meses, es tanto filosófica como operativa. Los gobiernos europeos suelen ser vistos en Estados Unidos como bastiones liberales y de gasto libre, pero esta vez ha sido Washington el que ha destinado miles de millones a los fabricantes de medicamentos y ha engreído a sus empresas.

Bruselas, en cambio, adoptó un enfoque conservador y cuidadoso del presupuesto que dejó el mercado abierto prácticamente intacto. Y ha pagado por ello.

En resumen, la respuesta actual es la misma que en diciembre, dijo Slaoui. El bloque adquirió las vacunas como un cliente. Estados Unidos, básicamente, se puso a trabajar con los fabricantes de medicamentos, gastando mucho más para acelerar el desarrollo, las pruebas y la producción de vacunas.

“Dieron por sentado que bastaría con contratar la adquisición de dosis”, recordó Slaoui, a quien el presidente Donald Trump contrató para acelerar el desarrollo de la vacuna. “En realidad, lo que era muy importante era ser un socio pleno y activo en el desarrollo y la fabricación de la vacuna. Y hacerlo muy pronto”.

El resultado en Europa es un esfuerzo de inoculación que va dando tumbos y ha provocado repercusiones políticas. Algunos de los países más ricos del mundo, que albergan fábricas que producen vastas cantidades de dosis al día, no pueden seguir el ritmo de otras naciones ricas para inyectar a su población y los líderes buscan a quién culpar de ello.

En comparación con casi todo el resto del mundo, la Unión Europea se encuentra en una posición admirable. Sus dirigentes dicen que están en condiciones de vacunar al 70 por ciento del continente para este verano. El bloque ha ordenado suficientes dosis para vacunar completamente a su población al menos tres veces, para consternación de los países que esperarán años para conseguir cobertura total.

Pero a los europeos les duele, sobre todo, ver que la vacunación británica vaya tan bien después de que el país salió del bloque. Todos quieren saber por qué la UE no ha triunfado.

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -
- Publicidad -