25 C
Tegucigalpa
Inicio INTERNACIONALES El Fondo de Inversión Directa de Rusia y un laboratorio argentino suscriben...

El Fondo de Inversión Directa de Rusia y un laboratorio argentino suscriben un memorándum de entendimiento para la producción de Sputnik V

El laboratorio Richmond de Argentina acaba de firmar un acuerdo en Moscú con la Sociedad Gestora del Fondo de Inversión Directa de Rusia (RDIF, por sus siglas en inglés) para producir la vacuna Sputnik V en el país sudamericano, según le informó la propia compañía a la Comisión Nacional de Valores (CNV) en un comunicado. 

Esta empresa construirá una planta especializada y de alta tecnología en la jurisdicción de Pilar, Provincia de Buenos Aires, cuya etapa se demorará un año y costará entre 70 y 100 millones de dólares.  

Antes de darse a conocer la noticia, aquella compañía ya se caracterizaba por sus estudios científicos y desarrollos avanzados en la búsqueda de tratamientos para el VIH y las hepatitis. 

La firma Hetero Labs Limited, establecida en la India y con la cual Richmond tiene alianzas estratégicas hace más de 25 años, también participará del proceso para colaborar en la fabricación del fármaco contra el coronavirus.

De todos modos, la directora científica de Richmond, Elvira Zini, pidió este viernes en una entrevista “bajar la espuma”, aclarando que “va a faltar un tiempo” para tener la producción local desarrollada. “Con optimismo, en 18 meses podremos tener vacunas fabricadas en nuestra planta”, señaló.

Argentina ya recibió 1,2 millones de dosis

La Sputnik V fue la primera vacuna que estuvo disponible en Argentina, que también fue el primer país de la región en recibir el producto ruso. Así, desde fines del año pasado, aviones de Aerolíneas Argentinas están trayendo dosis desde Moscú. El 12 de febrero, se produjo en Buenos Aires la descarga del cuarto lote con 400.000 unidades, elevando la cifra total a 1,2 millones de inyecciones adquiridas. 

El RDIF afirma que su eficacia para combatir al covid-19 es del 91,6 %, algo que luego fue confirmado por la revista médica Lancet. Las dosis se basan en vectores adenovirales humanos, que causan el resfriado común y existieron por miles de años.

A inicios de febrero, el director del RDIF, Kirill Dmitriev, ya había dicho públicamente que la nación del Cono Sur podría producir el fármaco creado por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya. En efecto, esto incluía lograr “contratos con algunos productores”, dijo en una rueda de prensa. 

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -