martes, 26 octubre 2021
29.4 C
Tegucigalpa
Inicio ACTUALIDAD Rompiendo mitos sobre vacunas anticovid basadas en tecnología genética

Rompiendo mitos sobre vacunas anticovid basadas en tecnología genética

Ignacio Zarante, presidente de la Asociación Colombiana de Médicos Genetistas, y profesor de genética de la Universidad Javeriana, resolvió algunas dudas relacionadas con las vacunas contra el covid-19 basadas en tecnologías genéticas.  

“Las vacunas se pueden clasificar de varias maneras. Las vacunas tradicionales que conocemos utilizan los virus atenuados o virus inactivados para probar una respuesta inmune similar a la de los virus naturales. Estas vacunas se están trabajando también en el proceso de covid-19. Los otros tipos de vacunas utilizan algunas partes de los virus, esas partes de los virus se introducen en la persona y eso va a generar una respuesta inmune contra el virus. Y el tercer grupo de vacunas tiene que ver con que no se utilizan ni virus, ni partes de virus, sino que se utiliza la información genética de SARS-Cov-2 que produce la covid-19 con el fin de que las células de la persona tomen esa información genética, que es un proceso muy parecido al que hace el virus naturalmente, y esa información genética va a generar una respuesta contra la infección por el SARS-Cov-2”. 

“Para el SARS-Cov-2 existen varios tipos de vacunas que utilizan tecnología de genética para defendernos y prevenir la infección; en general, se podría decir que tenemos dos grandes grupos: unos utilizan los adenovirus, que son virus que infectan a los seres humanos en el tracto respiratorio y en el tracto gastrointestinal. A esos virus se les quitan los genes que los hacen dañinos y se les pone uno de los genes que genera la proteína del covid-19. Al infectarnos en nuestra mucosa o por vía intramuscular, ese gen va a hacer que se produzca la proteína del virus del covid-19 y por lo tanto va a generar una respuesta inmune que nos va a proteger en el futuro”. 

Seguidamente el profesor de genética, Ignacio Zarante, agregó: “El otro sistema que están utilizando es inyectar el material genético del virus que se llama RNA  a través de unas burbujas de grasa, esas burbujas de grasa van a ser tomadas por las células, y ese material genético lo que va a hacer es generar la proteína típica del virus con la que se une a nuestras células, y al expresarla va a producir una respuesta inmune muy parecida al momento en el que nos infectamos con el virus y por eso no va a proteger. 

“Uno de los mitos más escuchados hoy es que si nos introducen genes a nuestras células eso nos va a cambiar nuestra genética, y eso no es cierto. Las tecnologías de introducir fragmentos de información genética se han venido utilizando desde hace más de 40 años, y los efectos que hemos visto con estas tecnologías son muy poco dañinos. Los virus que nos infectan todos los años como el virus de la influenza, el virus de la gripe, esos virus también introducen información genética y fíjense que produce cuadros gripales leves y no sucede nada grave”. 

En este sentido precisó que “cuando se utiliza esta tecnología de introducir información genética a las células de una persona, lo que estamos haciendo en este caso es generar respuesta inmune, pero no va a cambiar la información genética nuestra, ni tampoco va a interferir con la información genética que le transferimos a nuestros hijos”. 

“Escuchamos también que, si a uno le introducen material genético del virus, eso me va a causar enfermedades genéticas en el futuro, nada más alejado a eso. No se ha encontrado esa respuesta en los más 40 mil pacientes que han sido tratados en el mundo con estas tecnologías, esto no ha generado enfermedades genéticas en los pacientes que se han intervenido de esta manera”. 

Dijo también que “cuando se crea una vacuna nueva tenemos que estar muy atentos y vigilantes a lo que puede suceder, por eso estas vacunas requirieron de estudios de fase uno, dos y tres, en donde se inocularon con ellas miles de pacientes para saber qué efectos dañinos podrían presentar. Por supuesto, no podemos asegurar que no haya efectos adversos a largo plazo por lo que hay que seguir vigilantes, pero con la experiencia que tenemos con otras enfermedades, eso nos hace suponer que los efectos no van a ser graves”. 

Finalmente, Ignacio Zarante, presidente de la Asociación Colombiana de Médicos Genetistas, enfatizó que, la tecnología genética para hacer vacunas se ha utilizado desde mucho tiempo atrás.  

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

TOP 5