19.5 C
Tegucigalpa
Inicio VARIOS La compleja dupla en “Los expedientes X”, casas separadas con su novio...

La compleja dupla en “Los expedientes X”, casas separadas con su novio y el sueño de un pelo lleno de canas: la reinvención de #GillianAnderson

Gillian Anderson tenía 24 años cuando pasó de total desconocida a estrella de la televisión gracias al papel de la descreída agente especial del FBI Dana Scully en el drama televisivo paranormal “Los Expedientes X”. La serie de ciencia ficción se convirtió en un programa de culto y cautivó a millones de espectadores en todo el mundo en sus nueve temporadas, más dos películas y un regreso 14 años más tarde.

En la década de los 90, la actriz se convirtió en todo un mito. Incluso desencadenó el llamado “efecto Scully”, ratificado por un estudio de 2018 que sostenía que toda una generación de mujeres científicas tomaron a su personaje como modelo a la hora de elegir carrera.

Luego se la pudo ver como la detective Stella Gibson en “The Fall”, como Margaret Thatcher en “The Crown” o como la psicóloga sexual de “Sex Education”. En 2015, la periodista Amy Sullivan para The Atlantic llamó a The Fall “el programa más feminista de la televisión”.

La actriz, estadounidense de nacimiento y británica de adopción, se ha convertido en un modelo a seguir por sus fuertes roles femeninos y su extenso trabajo benéfico.

Ganadora del Emmy y del Globo de Oro, Anderson parece que, cuantos más años cumple, más trabaja. Algo que en la dura industria de Hollywood está lejos de ser lo habitual. A los 52 años hizo un regreso triunfal en dos proyectos para Netflix: “The Crown” y “Sex Education”. Es una actriz y mujer todo terreno: estrella de televisión, teatro y cine, además de madre de tres hijos.

Su propia lucha contra su aspecto y baja autoestima la llevó a escribir una guía feminista:“We: A Manifesto for Women Everywhere”, que contiene algunas memorias, que van desde que ella tenía 14 años hasta algunos episodios en lo que sus problemas mentales se apoderaron de ella dejándola aislada de todo el mundo.

Casada y divorciada dos veces. Hoy disfruta de un amor en casas separadas con el creador de “The Crown”, Peter Morgan, y ya no le tema al paso del tiempo. “Llegará un momento en el que tome la decisión de dejarme canas, porque resulta ridículo seguir con el pelo rubio a los 60”, confiesa Anderson haciendo referencia a la obsesión que tiene la industria de Hollywood por la imagen y juventud.cortesíainfobae

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

- Publicidad -

Top 5 de HCH

- Publicidad -
- Publicidad -