Vinicius, negativo en el test del coronavirus: “Todo controlado”

“Todo controlado”. Con estas dos palabras escritas en un mensaje vía Twitter, Vinicius Junior (19 años), el gran protagonista del día en las filas del Real Madrid, dejaba claro que está en perfectas condiciones para afrontar el importante partido que los blancos disputan ante el Alavés a falta de cuatro jornadas para la conclusión de la Liga. Vinicius destacó por la mañana al no entrenarse con el resto de sus compañeros. Poco después era Zidane quien, en conferencia de prensa, explicaba el motivo de su ausencia. El técnico sufrió un lapsus cuando le preguntaron por la situación de Jovic, que se encuentra aislado al haber estado en contacto con un amigo llegado de Serbia que dio positivo por COVID-19. La respuesta, de primeras, parecía coherente: “Me informó nuestro médico que el test salió mal y que vamos a repetir la prueba esta tarde”. El técnico se percató de que estaba explicando la situación de otro jugador de su plantilla. “Ah, no, Luka es otra cosa”, reparó el francés. Iba por Vinicius.

Tras explicar el caso del balcánico (“No queremos arriesgar y por eso no está con nosotros hoy. Espero que esto cambie y esté rápidamente con nosotros”), Zidane no esperó a otra pregunta para aclarar que el jugador al que se refería al arranacar su respuesta era el brasileño: “De Vinicius, el doctor me informó que está mal la prueba. La repetimos esta mañana y esta tarde (por la tarde del jueves) vamos a tener el resultado”, explicó. “A veces al hacer la prueba da error y se tiene que repetir. No hay problemas y lo lógico es que esté mañana [por hoy] con nosotros”, añadía más tarde el entrenador blanco.

Y efectivamente, por la tarde, Vinicius dio negativo en coronavirus, según pudo saber AS. El brasileño repitió las pruebas pertinentes que se había hecho en la mañana del jueves donde obtuvo un resultado no concluyente por un fallo en la prueba, algo que ya le ocurrió al inicio del confinamiento, y se sometió a un segundo test que mostró que no está contagiado y que el virus, en consecuencia, no se encuentra en su organismo.

Antes de la tercera sesión preparatoria para el Alavés, Vinicius hizo en su casa el test del COVID-19. El veredicto fue indeterminado, lo que quiere decir que no se podía conocer ni si era positivo ni si era negativo. El jugador avisó al club, que activó el protocolo para estas situaciones y explicó al futbolista que no tendría que ir a entrenarse a Valdebebas, que debía permanecer en su domicilio y que se le repetiría el examen médico pasadas unas horas, como así fue.

Disponible para el Alavés

Pronto, de nuevo en su casa, Vinicius se enfrentó al segundo test, que ofreció un resultado claro: negativo. Una vez conocido el mismo, el atacante se puso en contacto con el club para informar de la buena y tranquilizadora noticia. Esto permitió a Zidane incluirle en la convocatoria para la visita del Alavés este viernes (22:00 horas, Movistar LaLiga). “A veces al hacer la prueba da error y se tiene que repetir. No hay problemas y lo lógico es que esté mañana con nosotros”, aventuraba Zizou en rueda de prensa. Vinicius, que está apercibido y si viese una tarjeta ante el conjunto babazorro no podría jugar ante el Granada, está siendo muy importante desde el regreso de la competición. Su poderoso físico y su verticalidad han hecho que Zizou apueste por él en este tramo decisivo de la Liga: ha jugado en todos los partidos (en tres como titular), con un total de 316 minutos en los que ha marcado un gol y provocado un penalti. El técnico, de hecho, trabaja en hallar la mejor fórmula para mezclarle de inicio con Hazard, con el que comparte posición.

Comentarios de Facebook