La vida de #HéctorSuárez, el legendario comediante al que también le gustaba el drama y la política

“No Hay”, “Doña Zoyla”, “Tomás”, “Don Rigoletto” y “El Flanagan”, son sólo algunos de los personajes con los que permanecerá en el imaginario colectivo Héctor Suárez Hernández, famoso actor y comediante mexicano que falleció este 2 de junio a los 81 años.

Nació en la Ciudad de México el 21 de octubre de 1938 y con una trayectoria activa desde 1959 se forjó una carrera artística en teatro, televisión, cine y hasta en la política nacional.

Tuvo una niñez solitaria después de que sus padres se divorciaron. Fue hijo de un militar, quien le inculcó la disciplina de la que gozó desde el inicio de sus días.

Abandonó la arquitectura para incursionar de lleno en la actuación y a pesar de que es recordado por su comicidad, Héctor Suárez comenzó su carrera artística como un actor que gustaba de retratar dramas y sátiras políticas.

Nació en la Ciudad de México el 21 de octubre de 1938 y con una trayectoria activa desde 1959 se forjó una carrera artística en teatro, televisión, cine y hasta en la política nacional. (FOTO: MISAEL VALTIERRA / CUARTOSCURO)

Fue a inicios de la década de los 60 cuando participó al lado de Alejandro Jodorowsky y Héctor Bonilla en un concepto llamado Teatro de Tesis, en el cual se abordaban problemas sociales a través de los debates de los personajes.

Con el tiempo, comenzó a compartir más espacio con otros cómicos como Héctor Lechuga y Chucho Salinas, lo que lo llevó a incursionar de lleno en este tipo de producciones que lo consagraron en el mundo del espectáculo mexicano.

Debutó en la pantalla chica con Variedades de medianoche, Domingo Herdez al lado de Fernando Luján y Chucherías, todos durante los primeros años de la década de los 60. Le siguieron otros proyectos como Casanova 66, La cosquilla, El derecho de nacer, El humor de Héctor Suárez y ¿Qué nos pasa?, programa que lo inmortalizó en Televisa, así como La Cosa y La Cosa en Familia. En la televisión participó en más de 30 proyectos.

En el teatro lo vimos protagonizar las puestas de escena Las cosas simples en 1959, La Idiota en 1960, Una viuda sin sostén en 1964, El casado casa quiere en 1967, La jaula de las locas en 1976, La Libélula en 1983 y Estoy Loco en 1990, entre otras.

Héctor Suárez también se consagró dentro de la industria cinematrográfica con más de 90 películas. Así lo pudimos ver en las cintas: El asesino invisible, Despedida de soltera, Lanza tus penas al viento, Despedida de casada, Vuelo 701, La alegría de vivir, Doña macabra, Mecánica nacional, México, México, ra ra ra, Picardía Mexicana, Lagunilla, Mi barrio, El mil usos y más recientemente Mentada de Padre, en la que participó al lado de Osvaldo Benavides, Mauricio Isaac y Mauricio Barrientos “Diablito”.

A pesar de tener una amplia carrera como comediante, el famoso mexicano se catalogaba más actor que cómico. Fue en una entrevista de 2017 con Adela Micha donde confesó: “Yo no me considero cómico, nunca me he considerado cómico, me lo dicen, no me molesta, lo juro, me tiene sin cuidado, pero yo soy actor, preparado de escuela. Tengo una cantidad de estudios atrás con Jodorowsky, Ancira”.CORTESÍAINFOBAE

Comentarios de Facebook