#Florida: La imagen de un cocodrilo da miedo, pero también es insólita

Este 17 de mayo, una familia que disfrutaba de unas vacaciones en Florida se quedó atónita al contemplar en la piscina de su apartamento a un caimán que disfrutaba del día soleado, recostado cómodamente en una colchoneta con forma de cocodrilo.

Dave Jacobs, su esposa y su hija, viajaron el sábado 16 de mayo desde Georgia hasta la ciudad de South Miami para asistir a una boda. A través de la página Airbnb, rentaron un inmueble con piscina para pasar unos días y disfrutar del buen tiempo; sin imaginar que un reptil se uniría a sus planes.

Al llegar al departamento, comprobaron que estaba ubicado junto a un lago. Y en el agua, vieron nadando por primera vez al caimán.

Según explicó Jacobs al diario local Miami New Times, parecía que el animal se estaba burlando de su perro Rascal, que se pasó el día corriendo y ladrando alrededor del borde de la piscina.

“Pensamos que era bastante lindo”, dijo el turista de Georgia al diario digital.

A la mañana siguiente, la familia se despertó y al asomarse a la terraza, se encontró la terrorífica imagen. El reptil había conseguido colarse en la terraza de su apartamento, y se había subido a uno de los flotadores que había en la piscina.

El inflable tenía, nada más y nada menos, que la forma de un cocodrilo.

Aunque el allanamiento del animal les preocupó, la estampa les pareció única. La esposa de Jacobs llamó al dueño de la propiedad, quien se encargó de contactar a las autoridades. Cuando llegó el experto en especies silvestres, capturó al animal y lo sacó del agua.

Tras completar su trabajo, El hombre le explicó a la familia que había estado muy atareado porque los caimanes estaban en época de apareamiento, un hecho que hizo que los usuarios en redes sociales se rieran de la imagen y cuestionaran las verdaderas intenciones del reptil cuando se subió al flotador.

Para el turista de Georgia y su familia, la experiencia fue más increíble que aterradora.

“Tenemos cocodrilos en Georgia, pero están en áreas que no son tan pobladas, como pantanos donde no vive nadie. Pero en Florida, están en sus vecindarios”, contó sorprendido Dave Jacobs al diario digital.

“Supongo que no es tan inusual, pero fue inusual para mí”, añadió.

En realidad, la presencia de caimanes es bastante común en Florida, donde se estima que hay alrededor de 1.2 millones. A pesar de ello, se trata de una especie en peligro de extinción. Se pueden encontrar en lagos, ríos, canales y estanques de campos de golf.

El 20 de mayo, la familia de Georgia se marchó de Miami y regresó a su casa, contenta de poder compartir de por vida una anécdota increíble que jamás olvidarán.cortesíainfobae

Comentarios de Facebook