Núcleos de hielo de glaciares registran señales del Coronavirus

Núcleos de hielo de glaciares registran señales del Coronavirus. Los grandes bloques de hielo denominados glaciares guardan en pistas del pasado de la Tierra desde el primer humano sobre el planeta. En la actualidad es seguro que están quedando huella en los moles de hielo datos relevantes sobre la llegada del coronavirus.

“Estos registros serán encerrados en el hielo y preservados así”, dice la profesora de ciencias de la Tierra en la Universidad de Ohio y científica sénior en el Centro de Investigación Polar y Climática Byrd en Ohio, Lonnie Thompson.

“Y eso significa que dentro de 100 o 200 años, ese hielo mostrará todo lo que está en la atmósfera ahora, e informará a las generaciones futuras sobre lo que está sucediendo ahora”.

Núcleos de hielo de glaciares registran señales del Coronavirus. Muestran el paso del hombre en la tierra.

De acuerdo a datos que científicos han dado a conocer, la pandemia del coronavirus está afectando a la atmósfera del planeta Tierra: a raíz del confinamiento de las personas en sus casas, los niveles de dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre se dirigieron sobre China y parte de los Estados Unidos, lo mismo pasó en Europa.

Núcleos de hielo de glaciares registran señales del Coronavirus 1

La disminución de los niveles de dióxido de nitrógeno y dióxido de azufre será más que evidente en los niveles de nitrato y sulfato en los núcleos de hielo que se recuperen del deshielo que han sufrido por parte de futuros glaciólogos.

Durante varios años, la científica Loonie Thomson ha llevado a su grupo de investigadores a zonas muy alejadas para perforar columnas de hielo. En las zonas más frías del planeta tierra, la nieve y el hielo no se derriten: el hielo se acumula año tras año, dejando un registro anual durante milenios.

El agua congelada no solo logra atrapar microbios, bacterias, virus, plantas e incluso animales; de igual manera preserva todo lo que hay en la atmósfera en el momento en que se produce. Dichos núcleos actúan como línea de tiempo.

Los núcleos de hielo denotan cambios ambientales, naturales e inducidos por los seres humanos.

Los núcleos de hielo muestran el inicio de la Revolución Industrial a fines de 1700, y evidencian el momento en que las personas agregaron químicos, como sulfato y nitrato, a la atmósfera y plomo a la gasolina. De igual manera mostraron evidencias de la Peste Negra. También muestran desastres naturales que afectaron a los humanos, como la sequía de  1345 a 1390, debido a ello los lagos y otras aguas continentales se secaron.

“La sequía redujo el grosor de los anillos de los árboles, pero también aparece en los núcleos de hielo en China y en la capa de hielo de Quelccaya en los Andes del Perú a medida que disminuye el grosor de las capas de hielo anuales. Y vemos niveles más altos de polvo mineral y cloruro y fluoruro, que se originan de la evaporación a medida que los lagos se secan”, mencionó Thompson.

La historia en los núcleos de hielo, y de la humanidad transformando  el medio ambiente, «puede recordarnos que hemos tratado problemas como la pandemia Covid-19 antes», menciona  Thompson. «Sospecho que hay algunas lecciones aquí que serían útiles hoy».

Comentarios de Facebook