El día en que Novak Djokovic pensó en retirarse

Novak Djokovic estuvo muy cerca de colgar la raqueta en el año 2018. Así lo confesó su mujer Jelena Djokovic en una entrevista en ‘In Depth with Graham Bensinger’, donde reveló que el tenista serbio, actual número uno del ranking ATP, pensó en tomar esta decisión tras una mala racha de resultados.

El episodio en el que Djokovic pensó en su retirada tuvo lugar después de la derrota del serbio ante Benoit Paire en segunda ronda Masters 1.000 de Miami de 2018 en dos sets, y tras un inicio de temporada complicado tras caer en octavos de final del Open de Australia ante Hyeon Chung en tres sets y en segunda ronda de Indian Wells ante Taro Daniel.

Djokovic, que empezó la temporada tras un parón de casi seis meses para recuperarse de una lesión en el codo, reunió a su equipo en el vestuario y les realizó esta confesión que su esposa reveló. “Después de perder en Miami, una derrota terrible, me dijo que quería dejar el tenis. Es la verdad. Nos reunió y nos dijo ‘Se acabó’. Le respondí: ‘¿Qué?’ y él continuó diciendo: ‘Eduardo (su agente), se lo puedes decir a mis patrocinadores, quiero ser claro con ellos. No sé si me retiraré durante seis meses, un año o para siempre. Solo díselo”, comentó Jelena. “Era como ‘no puedes dejarlo’ mientras llorábamos y le decíamos ‘¿Qué estás haciendo? No es el momento'”, manifestó la mujer del tenista, que también comentó el momento en el que Djokovic quiso desconectar por completo del tenis. “Nos cogimos vacaciones y un día, mientras estábamos jugando, decidió que no quería jugar al tenis, que no quería ver tenis, que no quería nada que tuviera que ver con el tenis”.

Sin embargo, Jelena y su hijo Stefan fueron muy importantes a la hora de que Djokovic recuperase su pasión por el tenis. “Me encanta el tenis y me llevo a los niños conmigo para jugar. En el tercer o cuarto día de este descanso me vio porque encontré una vieja máquina de tenis que me estaba empezando a gustar y empecé a jugar contra ella porque no tenía un entrenador mientras que Stefan (su hijo) recogía la bolas. Es un entrenamiento al que él no está acostumbrado porque es muy serio y competitivo. Quería que disfrutase y no sintiese la presión. Afortunadamente vio cómo nos divertíamos y entonces salió sin zapatillas, sin camiseta y solo en panatlones y nos dijo ‘¿me dejáis una raqueta, por favor?’ y yo le dije ‘no, ya no estás jugando, dejaste el tenis, así que deja la pista’. Por supuesto que le estaba tomando el pelo y después Stefan le dijo ‘Vale papá, es tu turno ahora’ y entonces golpeó algunas bolas, empezó a sacar y no se sentía mal, y después le dije ‘¿puedo jugar contigo? y empezamos a jugar un poco junto a nuestro hijo”, comentó la mujer del tenista.

En el regreso de Novak Djokovic tras este bajón también jugó un papel importante su técnico de toda la vida, Marjan Vajda. “El último día apareció vestido listo para jugar y me dijo: ‘¿Sabes lo que voy a hacer? Voy a llamar a Marjan (Vajda) porque es mi entrenador. Voy a pedirle que regrese y que sea mi entrendor otra vez. Era cómo ‘¿qué me estás diciendo?’ después de 10 días en los que stentía que no iba a volver a jugar más”, confesó Jelena.

Jelena Djokovic también reveló el ansia de su marido por volver lo antes posible al circuito y cómo esto le hizo mella, aunque destacó la gran capacidad de recuperación de su marido. “Venía de un año en el que se había operado e intento volver. Se apresuró ya que no encontró los resultados. Todos le decían que bajase el ritmo y el no lo hacía porque confiaba en recuperarse, pero empezó a perder, y perder, y perder… No es un buen perdedor pero fue como un ave fénix, encontró la motivación y tuvo que caer completamente para reconstruirse de forma increíble”.

Comentarios de Facebook