Muestran el impacto del nuevo coronavirus en los pulmones de una paciente

Un grupo de investigadores del Primer Hospital de la Universidad de Lanzhou (China) ha publicado este viernes la revista Radiology, que muestra dos radiografías de tórax de una mujer infectada por el coronavirus 2019-nCoV. La segunda—tomada al cabo de 3 días—mostró los signos del avance de la enfermedad.

La mujer, de 33 años, trabaja en Wuhan y viajó a la ciudad de Lanzhou un día antes de que empezaran sus síntomas. Transcurrido un tiempo, tuvo que acudir al hospital, ya que para ese momento llevaba 5 días con tos y 39 ºC de fiebre. Los médicos detectaron que la paciente, que se mantiene en el anonimato, presentaba una respiración “áspera” y un recuento bajo de glóbulos blancos: signos de la infección.

Muestran el impacto del nuevo coronavirus en los pulmones de una paciente

A través de las radiografías, los médicos observaron unas manchas blancas en la esquina inferior de sus pulmones, llamadas por los especialistas como la “opacidad de vidrio esmerilado”.

El radiólogo de la Universidad Thomas Jefferson (EE.UU.), Paras Lakhani —que no participó en el estudio, pero examinó las imágenes—, explicó que son habituales en pacientes enfermos de neumonía común y muestran la presencia de líquido en los espacios pulmonares. No obstante, especificó que no son un síntoma claro para diagnosticar el nuevo coronavirus en un paciente, informa Business Insider.

“Si no supiera sobre este brote, leería el escaneo y simplemente diría: ‘Está bien, este paciente tiene neumonía’, porque eso es lo más común que vemos”, dijo Lakhani, señalando que los coronavirus en general afectan al tracto respiratorio y también pueden causar neumonía y un resfriado común.

Pero en este caso, los investigadores detectaron que las manchas se extendían hasta los bordes de los pulmones de la mujer, una característica que también se había detectado en los pacientes con SARS y MERS. Lakhani indicó que en las imágenes detectaron que el nuevo brote tiene “muchas características similares” con las otras dos epidemias.

El virus empeora después de 3 días

Para descartar que no se tratara de una neumonía, los especialistas repitieron las radiografías al cabo de 3 días, cuando la paciente ya había recibido su tratamiento, y descubrieron que las manchas blancas se habían vuelto más extensas y pronunciadas.

La mujer siguió empeorando, aunque en el hospital se le administró una proteína utilizada para tratar infecciones virales, llamada ‘interferón’, junto a otros medicamentos como esteroides o los que ayudan a abrir las vías respiratorias.

“La neumonía generalmente no progresa rápidamente. En general, la mayoría de los hospitales la tratan con antibióticos y los pacientes se estabilizan y comienzan a mejorar”, dijo Lakhani, agregando que los pacientes con SARS tuvieron el mismo desarrollo que mostraron las radiografías.

Comentarios de Facebook