Preocupación en el Barcelona: Arthur no arranca

Desde que Arthur Melo aterrizara en Barcelona hace dos años, su nombre ha estado asociado a dos losas: Xavi Hernández y lesiones. Desde el primer día se le quiso comparar en su juego al mítico jugador blaugrana, ya que en cierta manera su forma de manejarse en el campo albergaba más de una similitud, sobre todo en la conducción de balón y manera de proteger el esférico dando la vuelta en sí mismo, en una jugada que patentó Xavi con mucho éxito.

Estas comparaciones, que al principio generaron mucha ilusión en el entorno culé, han empezado a restringirse de manera paulatina, sobre todo por la irregularidad que ha mostrado en el campo. De hecho, el propio Ernesto Valverde reconoció a principio de esta temporada que esperaba un Arthur más vertical y con más ambición a la hora de mirar portería. Y parecía que el centrocampista brasileño había escuchado a su entrenador porque este curso se estrenó como goleador y por partida doble: Osasuna (2-2) y Villarreal (2-1).

Sin embargo, el jugador no acaba de arrancar. Esta temporada parecía que iba a ser la tercera pata de un mediocampo invencible con Sergio Busquets y De Jong con grandes animadores, pero el internacional se ha quedado en la estacada por culpa de su irregularidad y lesiones. Su mejor momento de juego llegó a finales de septiembre cuando encadenó tres partidos seguidos jugando los 90 minutos (Villareal, Getafe e Inter), pero fue simplemente un espejismo porque a partir de aquí sus apariciones se empezaron a espaciar, dejando paso a jugadores más experimentados como Rakitic y Arturo Vidal.

El problema se agrava por culpa de las lesiones, que no han abandonado nunca al brasileño. Su primer gran contratiempo fue una rotura del bíceps femoral de la pierna izquierda la pasada temporada que le dejó un mes fuera de los terrenos de juego, al que se le unió una pubalgia posterior que le está llevando a un callejón sin salida.

Estas molestias en el pubis empezaron a girársele en contra a finales del curso pasado y aún no ha hecho limpio. De hecho, ahora mismo es baja indefinida y no hay plazos para su regreso, ya que la intención del club es intentar erradicar definitivamente esta lesión. El problema es que en muchas casos la pubalgia se acaba cronificando y se convierte en una lesión de difícil resolución. El jugador está siguiendo un plan especial que se podría alargar las próximas dos semanas, por lo que su regreso a los terrenos de juego podría demorarse hasta principios de año.

Jordi Alba y Semedo vuelve a entrenarse con el grupo

(EFE) Los laterales Jordi Alba y Nelson Semedo volvieron a entrenarse por segundo día con el grupo, y podrían recibir el alta médica para el partido de LaLiga Santander que el Barcelona disputará el próximo sábado ante la Real Sociedad, en Anoeta.

Tras ganar al Inter de Milán en la Liga de Campeones (1-2) y disfrutar de un día de descanso, la plantilla azulgrana volvió este jueves a los entrenamientos.

Lo hizo con todos los disponibles del primer equipo y, como ya es habitual, con los delanteros del Barça B Carles Pérez y Ansu Fati, autores además de los dos goles azulgranas en el Giuseppe Meazza. Hoy también se ejercitó con los mayores el meta del filial Iñaki Peña.

Comentarios de Facebook